logo


Mucho más que sol y playa

La provincia más «playera» del país sorprende a los vacacionistas por su amplio abanico de opciones de entretenimiento, relax y cultura, todas ellas asomadas en comunas y poblados que brillan con sus características muy singulares. Es como si mucho de lo mejor del Ecuador turístico, tan lleno de aspiraciones y encantos, se encontrara alojado en ese dulce pedazo de tierra costera.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

 

Texto: Ricardo Cevallos y Rosi Villacrés
Fotos: Ricardo Cevallos, Moises Pinchevsky, Ricardo Bohorquez, Enrique Pesantes

 

Uno de los motivos para la secesión de Santa Elena como provincia fue una diferencia fundamental entre esta región y el Guayas: En Santa Elena, la población es mayoritariamente indígena y como tal siguen manteniendo un modelo de organización social basado en comunas. A diferencia de Guayas, con una mayor herencia europea, montubia y negra, Santa Elena es predominantemente chola.

Es notorio el trabajo que han realizado organizaciones sociales y ONGs en la región en cuanto al rescate de la cultura local y asentamiento del trabajo comunitario, pues hoy se observa una gran actividad relacionada con turismo comunitario, artesanías y gastronomía tradicional.

Dado que Santa Elena es una región muy turística conocida por casi todos, el enfoque de esta mini guía está en lo nuevo y lo vinculado al turismo sostenible; esto es, naturaleza, gastronomía tradicional, turismo cultural y comunitario, o lo que más recientemente se suele llamar turismo consciente. Bienvenidos a la «otra» Santa Elena.

 

Ancón en bicicleta

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Ancón es un pequeño pueblo ubicado en la costa sur de la Península de Santa Elena, no muy lejos de Salinas. El sitio fue hogar de familias inglesas que vinieron a la zona hace más de cien años para explotar petróleo. Algunas de estas casas siguen en pie y actualmente el Ministerio Coordinador de Patrimonio está trabajando en un proyecto de rehabilitación de su casco central.

Adicionalmente, se han ubicado algunos stands con información sobre las edificaciones patrimoniales. En conjunto con las autoridades locales se está desarrollando la Ruta del Copey (petróleo en lengua nativa). Patrimonio está trabajando en la implementación de rutas guiadas en bicicleta para recorrer puntos clave, como el Mirador del Pacífico, el Club Ancón, la albarrada, la iglesia, el Parque de Prosperidad, el taller artesanal de El Tambo, el Cementerio Inglés, la iglesia de Ancón y el Balancín de Acapulco.

Información sobre las ciclorutas patrimoniales: pmartinez@inpc.gob.ec

 

Sacachún y la Ruta de los Dioses

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Sacachún se catapultó a la luz pública cuando los medios dieron amplia cobertura al episodio entre el Ministerio Coordinador de Patrimonio y el Municipio de Guayaquil. El Ministerio logró la devolución a la comunidad de un monolito de piedra guancavilca llamado San Biritute, que fue arrebatado de su sitio original hace más de 50 años.

Hoy en día Sacachún ha atravesado un proceso de regeneración integral y el resultado es un pueblo pintoresco y colorido. La entrada es por Buenos Aires, antes de llegar a Santa Elena, y se llega luego de 15 minutos de vía en excelente estado. En el área hay para visitar una albarrada y unos círculos de piedras ancestrales con guías comunitarios.

El Ministerio de Patrimonio está desarrollando la llamada Ruta de los Dioses, que recorre algunas comunidades entre Chongón y Sacachún donde se encuentran monolitos guancavilcas.

 

Real Alto, el museo más autóctono

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

El museo fue creado por un equipo multidisciplinario de arqueólogos, antropólogos y arquitectos ecuatorianos en conjunto con la comuna. El complejo incluye una zona de excavaciones donde puede observarse parte de la aldea agroalfarera Valdivia más antigua del continente.

Es posible recorrer un ‘arboretum’ que conserva los principales árboles del bosque seco tropical con pájaros multicolores y una casa etnográfrica palafítica de caña guadúa y cade típica de la cultura local.

El museo expone parte de los restos Valdivia excavados y una colección etnográfica donada por los habitantes de las comunas de Chanduy. Hay una sección dedicada a las costumbres que distinguen la cultura comunera hasta el día de hoy y se lee «nos gusta las telas brillantes y los colores fuertes». En otra sección hay objetos cotidianos que hablan del sincretismo cultural, donde destacan un banderín de Barcelona y un exprimidor de limones que conviven con la fiesta de difuntos. El museo también tiene bien redactadas infografías, numerosas piezas arqueológicas y miniaturas representando cómo vivía la gente Valdivia.

Informes: (09) 8862-7357.

 

Los atractivos de Libertad

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Libertad no es precisamente un sitio de relax y descanso; por el contrario, es un puerto caótico y lleno de tráfico. Sin embargo, para no quedarse atrás de la fuerte apuesta por el turismo, hace poco inauguró un malecón con un kilómetro de extensión y seguridad, que se promociona como el primer balneario nocturno del país. En Libertad también merece mención el Museo Paleontológico de la Universidad Estatal Península de Santa Elena (UPSE), donde existen yacimientos de la megafauna del Pleistoceno Tardío encontrados en el lugar. Según dicen los locales, es uno de los yacimientos de fósiles más grandes e importantes de América del Sur.

 

La Rinconada, un rincón perdido

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Este pequeño pueblo pescador está ubicado en el punto donde la cordillera se encuentra con el mar, próximo a la frontera con Manabí. Lo más destacable del lugar es un comedor ubicado en una peña con una espectacular vista del perfil costero.

El sitio es manejado por gente de la localidad e invita a quedarse más tiempo de lo que toma un almuerzo, disfrutando de sus cómodas hamacas.

 

Baños de San Vicente

El ‘spa’ más criollo y popular del país, manejado por el Municipio de Santa Elena, brinda masajes por $ 4 la sesión de media hora.

Los masajes pueden ser con lodo medicinal (posee 19 minerales) o sábila. Un buen masaje activa la circulación, estabiliza el sistema nervioso, desinflama las articulaciones, regenera las células y alivia los órganos internos.

Este complejo turístico de cuatro hectáreas de extensión posee una piscina rústica con lodo medicinal y cuatro piscinas con aguas termales, las cuales brindan tratamientos de hidroterapia. También es posible disfrutar de repetidas sesiones en dos cabinas de baño de vapor.

Con mayor inversión, este complejo tiene el potencial para convertirse en uno de los mayores destinos de salud del país. Se localiza próximo a la vía a la costa, tomando un desvío a veinte kilómetros antes de llegar a Santa Elena.

Informes: (04) 253-5100.

 

Salinas natural

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

El destino turístico por excelencia en esta provincia está lleno de restaurantes, discotecas y opciones para comprar artesanías, de manera que es difícil aburrirse allí. Los amantes de la naturaleza deben evitar los feriados en Salinas, por las aglomeraciones que se dan. El sitio es ideal para quienes más que playas naturales buscan gente, pues este destino es muy frecuentado por turistas de todo el país. Recientemente, Salinas ha sido imán para expatriados que han hecho de éste su nuevo hogar, y esto se constata con la ola de «bares de gringos» que han proliferado.

En cuanto a turismo consciente, destacamos los tours de pesca vivencial ofrecidos por cada vez más pescadores de Santa Rosa, el puerto pesquero de Salinas. Otra novedad es el hecho de que ahora por orden presidencial es libre el acceso a La Chocolatera, la punta más occidental del Ecuador continental, que es una base militar donde previamente era necesario tener carnet de surfer para acceder.

En la Chocolatera es impresionante el espectáculo de las olas reventando y el cruce de mareas. En ella se encuentra la que podría ser una de las playas más hermosas del país.

 

Playa Rosada, belleza prístina

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Sus arenas calizas no son exactamente rosadas sino más bien rojizas. Por estar a 15 minutos (en carro) de la carretera en un camino de tierra, aunque bien mantenido, no mucha gente llega a este lugar, lo que la ha mantenido como una playa solitaria de gran belleza natural y uno de los pocos lugares realmente aislados que quedan en esta transitada zona de balnearios. Para llegar a ella se atraviesa un bosque nativo de muyuyo.

 

San Pablo, una fiesta gastronómica

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

San Pablo es un pequeño poblado que hace poco más de 10 años empezó a ver aparecer una cantidad de cabañas de comida de lo más variada, entre el mar y la carretera. La diversidad es tan grande y sus propietarios son de orígenes tan diversos, que San Pablo se ha convertido de alguna manera en un muestrario de comidas de diferentes lugares del país, pues la mayoría de sus propietarios no son nativos de la provincia. Fue una grata sorpresa descubrir El Farolito, un sitio con sazón manabita, construido con madera y caña guadúa, con numerosas hamacas, un amplísimo menú con platos de todo el país y muchas hamacas para contemplar el mar.

 

San Pedro y Valdivia

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Son dos pueblos vecinos con diversos atractivos cada uno. San Pedro tiene un patio de comidas con opciones de gastronomía local y el mercado de mariscos más grande de la región. Además, posee una pista donde se ofrecen vuelos en parapente.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Recientemente abrieron un paso lateral junto al mar para el tráfico norte-sur y esto dejó a la vista pública patios traseros desordenados y casas de cemento sin pintar que revelan a San Pedro no precisamente como un modelo de pueblo pintoresco.

Valdivia es más prolijo y tiene dos museos con buenas piezas originales y reproducciones, y el famoso acuario de Valdivia, que el Gobierno Nacional está remodelando en su totalidad, con perspectivas de hacer un completo acuario con gran infraestructura.


Ayangue, mar calmo y buceo

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Ayangue es un balneario situado en una hermosa ensenada de mar tranquilo y transparente. No es lo más indicado para los fines de semana, pues es un sitio que atrae el turismo masivo, pero entre semana es un sitio relajado y solitario. Comer en Ayangue es más económico que en otros puntos de la ruta costera, lo cual es otro motivo para elegir este sitio para hacer playa.

Ayangue es un embarcadero de tours de buceo, y en la playa hay una cabaña que los ofrece, Ray Aguila. Su propietario, Ambrosio Yagual, destaca el hecho de ser la única agencia de buceo operada por nativos de Ayangue. Ofrecen unos singulares viajes de familiarización (llamados tours discovery) para neófitos de dos horas de duración que cuestan $120 por persona.

Informes: www.ayanguerayaguila.com

 

Barcelona y Loma Alta

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

El 5 de diciembre anterior, la Unesco declaró al sombrero de paja toquilla ecuatoriano como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Desde entonces, el poblado de Barcelona ha cobrado un aire de importancia que no tenía. Este sitio es famoso como centro de procesamiento de paja toquilla, y ahora un programa del gobierno busca capacitar a los nativos para que también manufacturen sombreros. Además, el Ministerio Coordinador de Patrimonio trabaja en rescatar la arquitectura local.

Se llega entrando por un desvío a la altura de Valdivia y luego de avanzar por 5 minutos en carro. Pasando Barcelona, a 10 minutos más de recorrido por un camino algo deteriorado, llegamos a Loma Alta, una pintoresca comunidad que brinda al turista un centro de interpretación y dos senderos idóneos para la observación de aves. Camino arriba existe un refugio en medio de un escenario natural espectacular, desde donde se realizan proyectos sociales y ambientales en conjunto con la comunidad.

Informes del refugio de Loma Alta: info@pansite.org

 

La Entrada, dulces y naranjales

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

La Entrada es el último pueblo en Santa Elena antes de que empiece el ramal de la cordillera que se interna en el océano. La comuna trabaja en un sendero que pronto inaugurarán para paseos a caballo. Ahora ofrecen un corto camino que atraviesa los bosques de árboles de naranja. La naranja es el cultivo emblemático de esta comuna y es muy interesante escuchar a los locales contar sus historias sobre los cultivos. En el sendero hay un mirador que permite una magnífica vista del mar y de la cordillera. El recorrido, de una hora, cuesta $1.

Informes: José Pozo, (09) 8882-4186.

La Entrada también es célebre por la dulcería de Benito, un excocinero del hotel Oro Verde de Guayaquil que en su local tiene una interesante variedad de bien logrados postres. Esto no es algo local ni original de esta tierra, pero sus postres son riquísimos.

 

Libertador Bolívar, la única playa azul

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Desde Libertador Bolívar hacia el norte, Santa Elena se vuelve tierra verde, con menos barcos pesqueros y más tierras cultivadas. Esta comuna es un modelo de desarrollo sostenible, con restaurantes con vistas al mar, hospederías comunitarias y tiendas de artesanías, muchos de estos negocios impulsados por el Proyecto de Desarrollo Ecoturístico Comunitario (Prodecos).

Recientemente construyeron un malecón que facilita el acceso a la playa. Muchos recomiendan Caída del Sol, restaurante propiedad de Juan Parrales, donde la comida es extraordinaria y la vista maravillosa. La Casa del Sombrero, de Carlos Floreano, es una hospedería con cabañas sobre la arena ($18 por persona, con baño privado), y un beach bar que al ritmo de Bob Marley y hamacas no le pide favor a Montañita.

Libertador Bolívar es el único balneario ecuatoriano con una certificación de playa sostenible.

Informes: La Casa del Sombrero (09) 9349-1185.

 

Manglaralto, un viaje en el tiempo

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Este poblado era hasta mediados del siglo 20 un importante puerto, lugar de residencia de acaudaladas familias y elegantes mansiones. El vestigio de este pasado señorial queda registrado en sus prolijas calles y una que otra casa antigua. Manglaralto es ciertamente un pueblo-ciudad que se diferencia de sus vecinos por ser más europeo y menos nativo.

Aquí se encuentra la hospedería familiar de Paquita Jara (foto), promotora del turismo comunitario en esta provincia y responsable de numerosas iniciativas para rescatar la cultura y proponer modelos económicos alternativos.

En su pintoresca hospedería ($12 por persona, con baño privado) hay un agradable ambiente familiar, un buen estándar de limpieza y la guía personalizada de una de las personas que mejor conoce los secretos de la cultura peninsular.

Informes: Hospedería Los Cactus (09) 9174-0143, 290-1114.

 

Cadeate y su pan de leña

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Con un nombre que evoca algo entre «caderas» y «menéate», uno no espera encontrar un prístino y tranquilo pueblito con abundantes palmeras y playas llenas de arena. El desarrollo turístico (afortunadamente) no ha llegado por estos lares y lo más «hoteloso» que se puede encontrar aquí son casas de familia que reciben visitantes. Pero aquello que hace famoso a Cadéate reposa en sus panaderías con hornos de leña, las cuales se asoman de manera abundante a ambos costados de la carretera. Lorenzo Figueroa, propietario de la panadería Rosita, explica que el horno de leña le brinda un sabor especialmente delicioso al pan, por ello Cadeate es considerada como la capital nacional del pan, según indica.

 

Montañita, siempre explosiva

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

A nivel de dirigentes de organizaciones y comuneros del área, Montañita es usada recurrentemente como un modelo de lo que no debería ser una comuna. Más interesada en atraer al turismo masivo que en rescatar su identidad cultural y fomentar el buen vivir, la comuna de Montañita evidencia un caos en todo sentido, aunque sigue atrapando la atención del visitante nacional y extranjero por su fama mundial.

Éste es un sitio de encuentro de culturas donde existe una diversidad gastronómica mayor aun que la de Guayaquil. Si bien hay muchos bares ruidosos y comerciales, también hay propuestas de diversión más conscientes. Montañita es un paraíso para las compras, pues hay muchos artesanos-artistas que hacen trabajos muy originales, y cada vez más tiendas con objetos muy originales y creativos. Es recomendable evitar Montañita en feriados, pues se vuelve demasiado congestionado.

 

Dos Mangas, hermoso y natural

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Luego de pasar Manglaralto, en una Y a la altura de una estación de la Comisión de Tránsito, nace un camino secundario que lleva a Dos Mangas, atravesando un paisaje lleno de vegetación.

Dos Mangas es un tranquilo pueblito cuyos senderos se han vuelto la actividad favorita para el día de los mochileros de Montañita. En Dos Mangas hay un sendero que pasa por cascadas y que sólo se utiliza cuando ha llovido mucho, y otro que pasa por las posas, unas lagunas de agua dulce de diferentes formas y tamaños. Ambos senderos, de unas cuatro horas de duración cada uno, empiezan bordeando el río Manglaralto, con la inspiradora vista de la cordillera Chongón Colonche al fondo.

En Dos Mangas hay una finca agroecológica que pertenece a la Asociación de Productores de la Cordillera de Chongón Colonche.

El paseo cuesta $ 15 por la guianza de ocho personas, $ 6 por cada caballo y $ 2 por el ingreso a la zona.

Informes: Juan Suárez (09) 9734-6906.

 

San José, fangoterapia, agroecología y senderos

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

La Asociación de Trabajo y Productividad Carlos Guerrero, de la comuna San José, tiene algunas actividades muy enriquecedoras. Por ejemplo, desde este pueblo ubicado a 15 minutos al norte de Montañita, los guías comunitarios lideran paseos por senderos que se adentran en la cordillera de Chongón Colonche, por ejemplo uno que lleva a una vertiente de lodo medicinal de la montaña, donde es posible revolcarse en este elixir de buena salud.

Con el trabajo de protección al bosque que han venido haciendo en los últimos años, a pocos minutos del pueblo ya se pueden observar animales como monos y diversos pájaros.

La dirigente María Cholango realiza en su cabaña (ubicada a orillas del carretero) sesiones de fangoterapia ($10), y ofrece platos de comida típica con ingredientes orgánicos de su finca agroecológica.

En San José también hay hospederías comunitarias de Prodecos. Tarifa del paseo por los senderos: $25.

Informes: María Cholango, (09) 8517-4091, mariacholango@yahoo.com

 

Fuente: TransPort edición impresa marzo 2013