logo


La provincia con corazón

Las excelentes carreteras del país nos permiten adentrarnos en territorios antes poco explorados que ahora se abren al turismo con orgullo. Así le ocurre a Manabí, cuyos tesoros abarcan ciudades progresistas, comunas pujantes, paisajes sembrados de bosques y playas, vestigios arqueológicos, gastronomía deliciosa y la más genuina cordialidad que distingue a los ecuatorianos.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Textos. Ricardo Cevallos y Rosi Villacrés
Fotos. Ricardo Cevallos

Con todas las razas y todos los climas, Manabí es una síntesis de la diversidad ecuatoriana. La gastronomía no sólo que es deliciosa, sino que hasta en los sitios más sencillos se la siente preparada con amor. Los manabas son gente abierta, que mira a los ojos al hablar, que es amable no por compromiso, sino por una auténtica calidez de corazón.

Hay más de un motivo para definir a Manabí como la provincia que mejor representa la ecuatorianidad. Bienvenidos a un recorrido por los atractivos de turismo consciente en la provincia con el corazón más grande del Ecuador.

Baja Manabí: Las Tunas y Ayampe

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Según Silvia Álvarez, especialista en etnias de la costa ecuatoriana, el sur de Manabí difiere del norte de la provincia por tener una marcada presencia indígena, por ello no es coincidencia que en el sur de Manabí predomine la organización en comunas, ni que sea allí donde se observe mayor actividad de turismo comunitario y asociativo.

Las Tunas es una pequeña comuna manabita de la parroquia Salango, del cantón Puerto López, localizada en el extremo sur de Manabí, y hogar del segundo colibrí más pequeño del mundo, llamado Estrellita Esmeraldeña. Esta comuna comprende los recintos Ayampe, Las Cabañas, Las Tunas y Puerto Rico, en los cuales se ha desarrollado una interesante actividad ecoturística.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Allá se observa un fenómeno muy particular: los habitantes de la comuna y los hoteleros trabajan integradamente en mantener esta zona libre de los estragos del turismo masivo, para lo cual han creado una entidad llamada Asamblea de Ecoturismo.

Junto con el cabildo de la comunidad de Las Tunas, la fundación de conservación Jocotoco y el club ecológico Nuevo Amanecer, tal asociación ha desarrollado el programa Niños del Mar en Acción, dirigido a crear conciencia en el manejo de desechos, y que consiste en pagar a cada participante un centavo por cada botella recogida.

También están desarrollando el proyecto llamado Zona Cero, que busca convertir a Las Tunas en un territorio con cero basura, cero contaminación.

Entre otros proyectos a mediano y largo plazo se encuentran la reforestación de gran parte del margen del río Ayampe y del área comunal, y el establecimiento de una ruta para observación de aves en la cuenca de ese corredor fluvial. Éste es un recorrido realmente mágico que planea ocupar a los jóvenes comuneros como guías naturalistas, para lo cual ya se encuentran recibiendo capacitación.

La comuna Las Tunas, bautizada por sus habitantes como Baja Manabí, concentra su mayor capacidad hotelera en los recintos Ayampe y Las Tunas.

En la zona hay hoteles que tienen proyectos ambientales y sociales, como Azuluna y Cantaelmar, a los cuales se suman opciones de hospedaje como El Campito Art Lodge o Finca Punta Ayampe, que exhiben interesantes propuestas artísticas. Con una bien dotada capacidad hotelera, éste es uno de los polos de turismo sostenible más importantes de Manabí y, posiblemente, del Ecuador.

Gastronómicamente, la cabaña bautizada por los locales como El Rey del Corviche (en el recinto Las Cabañas) y Wipeout (Las Tunas) tienen gran sazón a precios razonables. Wipeout también tiene servicio a la playa y cabañas para hospedaje.

Entre los tours que es posible tomar en Baja Manabí están recorridos por el manglar, caminatas por el Río Ayampe, excursiones para observación de aves, snorkeling en el islote Los Ahorcados (foto inferior), paseos en caballo por la playa y por el manglar, entre otros.

Informes: (09) 8474-7014, turismolastunas@hotmail .com, facebook.com/bajamanabi.ecuador

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

 

El brillo oculto de Playa Dorada

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Este balneario es de difícil acceso, no hay señalización ni estacionamiento. Está ubicado entre Salango y Las Tunas y para llegar resulta necesario preguntar a los locales.

El sendero toma 30 minutos caminando desde la vía principal y en ella no hay techo donde cobijarse. El mar es un poco agitado. Pero todo se justifica al llegar a este lugar virgen sin vendedores ni bañistas ni basura, con arena maravillosamente clara y agua transparente.

Salango, su museo y su isla

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Esta comuna está ubicada justo al sur del poblado de Puerto López, cabecera del homónimo cantón. Uno de sus principales atractivos es su museo in situ, que cuenta con ilustrativas infografías sobre las culturas precolombinas en la costa, y una colección de 245 piezas originales de cerámica de entre 5000 a.C. y 1500 d.C. La atención del museo es todos los días, de 9:00 a 17:00.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Desde la cercana playa zarpan excursiones a la próxima isla de Salango, que posee arrecifes ideales para realizar snorkeling y una prístina franja de arena clara. También se realizan recorridos en tierra por un sendero ecológico, y tours para observar ballenas. Gastronómicamente, es ya un clásico El delfín mágico, un restaurante muy recomendable.

Informes:
salango.com .ec, (09) 8557-8096.

Puerto López de aventura

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

El Ministerio de Turismo acaba de declarar al cantón Puerto López como Área Turística Protegida (ATP), lo cual es un valioso reconocimiento a su frágil ecosistema y a la importancia de contar con una política pública en defensa del turismo sostenible en la zona.

Este cantón, que incluye a las comunas de Salango y Las Tunas, posee una cabecera enclavada en una pintoresca ensenada que luce bordeada por un malecón algo ruidoso en temporada de playa y feriados. Puerto López exhibe un carisma provinciano con sus casas viejas y cabañitas que sirven comidas y bebidas junto al mar.

Es la puerta de entrada al Parque Nacional Machalilla y el punto que más ha desarrollado el turismo de avistamiento de ballenas. Aquí hay hoteles para todos los presupuestos, pero destaca la propuesta de Mandala, una hostería muy inusual; visitarla es como estar en un cuento de hadas.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Machalilla Tours, decana del turismo en la zona, tiene variadas excursiones a los alrededores, como a la Isla de la Plata, a la isla Salango, a la comuna Agua Blanca y al bosque húmedo de San Sebastián. También ofrecen un tour en bicicleta a Agua Blanca y a la playa Los Frailes.

Informes: machalilla tours.org

Parque Nacional Machalilla: playa Los Frailes y sendero El Rocío

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Con 81 especies de mamíferos, 270 de aves y 143 de peces, el Parque Nacional Machalilla tiene cuatro ecosistemas terrestres bien definidos, a más de la isla Salango y la Isla de la Plata.

El parque posee gran belleza natural (principalmente ecosistemas secos) y alucinantes playas. La más accesible es Los Frailes (foto), cuya entrada se ubica entre Puerto López y Machalilla.

El sendero ecológico El Rocío está localizado a 5 minutos de Pueblo Nuevo y 8 minutos de Machalilla, exactamente en el kilómetro 42 de la vía entre Jipijapa y Puerto López.

Este sendero es propiedad de la familia Baque y fue establecido antes de que el área fuera nombrada Parque Nacional en el año 1979. Cuatro generaciones han participado de este proyecto ecoturístico, cuya caminata cuesta $5 p/p y toma entre 3 y 4 horas.

Lo más llamativo de este hermoso bosque seco tropical son los longevos árboles de cascol y guayacán, algunos con 300 años de edad. El Rocío es un ejemplo de utilización del turismo al servicio de la conservación.

Info: senderoelrocio.com

Jipijapa y Puerto Cayo

Jipijapa es una ciudad pequeña y comercial cuyo movimiento resume la intensa actividad agrícola y pecuaria en sus alrededores. Conocida como La Sultana del Café, es famosa por su café que se produce a baja altura, pero que tiene un sabor delicioso.

Bolívar Mendoza (foto), mejor conocido como don Bolívar, es llamado por algunos «El Juan Valdez ecuatoriano» por su labor de difusión del café de Jipijapa en ferias y eventos. Él organiza visitas a las fincas para apreciar el proceso completo de producción y detalles sobre la modalidad ecológica de cultivo de café a la sombra.

En las afueras de Jipijapa están los Pozos de Choconcha, una reliquia arquitectónica que según los locales evidencia un asentamiento maya en el lugar. En realidad no parece haber mucha evidencia de mayas centroamericanos en Ecuador, pero lo que sí está documentado es la existencia de la ciudad Xipixapa (se pronuncia Jipijapa), encontrada por los españoles a su llegada a este territorio en el siglo 16.

En cuanto a gastronomía, la mayor recomendación local apunta a la cevichería Los Negritos, de los hermanos Chong Pinargote, donde sirven unos inolvidables ceviches al estilo manabita con maní y aguacate.

El trayecto desde Jipijapa a Puerto Cayo no toma más de 30 minutos pero en él se atraviesa una diversidad de pisos geológicos que lo convierte en un interesante recorrido. A la salida de Jipijapa, en la localidad de Joá, está el volcán de Chocotete, el único de la provincia, el cual es escenario de caminatas ofrecidas por guías comunitarios de ese poblado.

Puerto Cayo es un tranquilo balneario lleno de casas vacacionales y un creciente número de urbanizaciones amuralladas muy solicitadas por extranjeros. Los puestos de comida que están en la playa tienen deliciosa y diversa comida a muy buenos precios.

 Informes: Bolívar Mendoza: (09) 0006-4117.

Agua Blanca, joya del Parque Machalilla

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Con más de 20 años de vida, éste es uno de los primeros proyectos de turismo comunitario en el Ecuador. Es una comunidad insertada dentro del Parque Nacional Machalilla que se toma muy en serio su labor de defensor del entorno natural.

El acceso está a 12 km al norte de Puerto López; es un sitio muy hermoso con un museo de sitio con vestigios arqueológicos del asentamiento manteño Salangome. También tiene una singular laguna sulfurosa que, según sus pobladores, tiene beneficios medicinales. 25 familias trabajan en esta empresa comunitaria que cuenta con ocho cabañas, y 24 casas habilitadas para recibir visitantes ($7 por persona); la visita sin dormir vale $5. Otra opción es la excursión de 15 km a la comunidad de San Sebastián ($30, $35 a caballo), que permite ver el cambio de bosque seco a bosque de garúa.

Informes: (09) 9443-4868, casa culturalaguablanca@hotmail.com

El Pital y Bola de Oro

La comuna El Pital se ubica en la parte alta de Puerto López. Para llegar hay que preguntar por el recinto Río Blanco, cuya empresa de turismo comunitario tiene como producto el sendero Bola de Oro.

Esta ruta, cuya altitud oscila entre los 350 y los 800 msnm, atraviesa tramos de bosque seco y bosque húmedo primario que exhiben hermosos paisajes, cascadas y ríos. Su fauna abarca monos aulladores, pavas de monte, guantas, tigrillos, venados y variedad de aves.

El paseo puede durar de 4 a 8 horas, según el paso. El valor es $45 p/p, incluye caballo y alimentación. Cuentan con una cabaña para hospedar a ocho personas. Informes: carlosmanrique61 @hotmail.com, (09) 9418-8343, (09) 8526-9042.

Manta y sus playas

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

El mayor puerto de Manabí no para de crecer, pero de una manera ordenada y con planificación urbana. Numerosos planes habitacionales, amplias vías, cada vez mayor limpieza y una creciente oferta cultural definen su transición para convertirse en una ciudad más sofisticada.

Desde el punto de vista turístico, la playa Murciélago está en proceso de obtener una certificación sostenible. El museo etnográfico de Cancebí es un nuevo atractivo de la ciudad con una interesante perspectiva de la cultura montubia característica de esta región. Además, realizan eventos como la reciente feria de los dulces, que convocó a artesanos de 22 cantones de Manabí.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Las principales playas en el cantón están ubicadas hacia el sur de Manta, por lo cual el vacacionista que viaja en esa dirección puede encontrarse con los balnearios de San Mateo, a poca distancia de Manta, Santa Marianita y, a continuación, San Lorenzo.

Santa Marianita es un importante punto de práctica del kite surfing, mientras que San Mateo y San Lorenzo son destinos del surf. La operadora Narwell, rankeada #1 en TripAdvisor, ofrece tours al mercado de pescados de Tarqui, a las playas del sur de Manta y a Pacoche, otro punto muy interesante en el cantón Manta.

Informes: manta.gob.ec, ecuadordiscover.com (página de Narwell).

Pacoche y el Sendero del Mono

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

En la ruta entre Puerto Cayo y Manta, que atraviesa paisajes secos y áridos, sorprende de pronto toparse con el bosque de garúa de Pacoche, un paradisíaco bosque húmedo cuya temperatura tiene algunos grados menos que su entorno, y cuyo paisaje parece más de la provincia de Cotopaxi que de Manabí.

En el kilómetro 26 (desde Manta) está el Sendero del Mono, al cual se ingresa por una cabaña del Ministerio del Ambiente asentada junto a la carretera. La entrada al sendero no tiene costo, pero es obligatorio ingresar acompañado por guías, pues se trata de una zona protegida, en la cual es muy habitual escuchar a las tropas de monos aulladores revolotear entre los árboles.

Pacoche Lodge and Reserve es una hostería con actividades en pro del medio ambiente y un programa de voluntarios. El sitio ofrece hospedaje y recorridos al Sendero del Mono y al Sendero de la Tumbadora¸ desde donde con suerte también pueden observarse a los primates.

Informes: pacochelodge.com

Portoviejo acoge el patrimonio del cerro Jaboncillo

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

La capital de la provincia de Manabí no ofrece muchos atractivos ecoturísticos. Sin embargo, merece mención la llamada Laguna Encantada, un sitio de gran belleza natural ubicado en los alrededores de la ciudad, y la playa de Crucita que, aunque un poco masiva en feriados, posee una buena infraestructura para practicar el vuelo en parapente.

Pero lo más atractivo de este cantón es el asentamiento arqueológico del cerro Jaboncillo. No fue sino hasta el año 2009 que se cerró una cantera que operaba allí y se reconoció su verdadero potencial como un importante sitio patrimonial, pues en sus faldas estaba ubicada la capital de la nación manteña.

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Hay quienes se refieren a Jaboncillo como el Macchu Picchu ecuatoriano, por el impresionante tamaño que tuvo esta ciudad. El sitio ha sido acondicionado como un museo de sitio con infografías y guías que explican el nivel de compenetración que tenía la cultura manteña con su entorno para lograr una convivencia armónica con el medio ambiente.

La entrada es gratuita y el acceso es por Picoazá, a cinco minutos del centro de Portoviejo. Picoazá es una población con historia, pues por muchos años fue una reducción indígena. Independientemente de su gran valor arqueológico, el cerro Jaboncillo es un sitio de poder con una energía y un entorno impresionantes. Informes: hojas-jaboncillo.gob.ec

Chone: turismo comunitario y La Segua

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto por Juan Carlos Cevallos Mendoza

La ciénaga de La Segua fue declarada humedal de importancia Ramsar en el año 2000. Con 164 especies de aves y una impresionante belleza, éste es un sitio de visita obligada para los amantes de la naturaleza.

La Asociación Ecoturística de Guías Naturalistas del Humedal La Segua ofrece recorridos por el sendero de los caimanes, que beneficia a 200 familias del sector. En el circuito que ofrecen se visita un centro de interpretación de cómo era el humedal hace 100 años, luego una reserva de caimanes y finalmente se sube a una torre donde puede observarse una gran variedad de aves. El costo es $10 para ecuatorianos y $15 para extranjeros.

Veinte kilómetros al norte de la ciudad de Chone está La Dibujada, una población donde hay unos petroglifos grabados en piedra que esperan que se concrete un proyecto de turismo comunitario propuesto por Patricio Tamariz y Boris Zambrano.

Informes: (09) 8592-5560 (Humedal La Segua).

Ciudad Alfaro y Montecristi

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Ciudad Alfaro es un complejo turístico ubicado en las faldas del cerro Montecristi. Allí funcionó la Asamblea Constituyente que redactó la Constitución del Ecuador del 2008.

Hoy, el lugar ya no tiene ninguna función política, pero quedó como un sitio de visita que tiene como principal atractivo el mausoleo de Eloy Alfaro. Se trata de una imponente edificación llena de simbolismos alegóricos a los fundamentos de la identidad ecuatoriana y con numerosas frases del célebre líder de la revolución liberal. Ciudad Alfaro cuenta además con una réplica del tren, un mercado artesanal y un museo de la artesanía.Montecristi, famosa mundialmente por los sombreros de paja toquilla, es una ciudad pequeña construida en una pendiente y muy agradable de recorrer.

Informes: ciudadalfaro.gob.ec

Rocafuerte, muy dulce

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Manabí tiene una bien ganada reputación por su recetario gastronómico de primer nivel. Dentro de este recetario, los expertos en dulces están en Rocafuerte.

En la dulcería El Pibe, ubicada en pleno corazón de este poblado, su propietaria Lourdes Alcívar Romero se enorgullece en decir que sus dulces sólo se consiguen en su local.

Dicen los habitantes que los dulces de doña Lourdes son los mejores, y ciertamente se nota una gran diferencia entre sus dulces y aquellos que se consiguen al margen de la vía por toda la provincia.

Chirije: playa y arqueología

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

A 15 minutos de Bahía de Caráquez, este interesante sitio arqueológico fue descubierto por Emilio Estrada en la década de 1950, considerándoselo un antiguo puerto de la cultura Bahía (500 a.C.-500 d.C.).

Sus habitantes negociaban los adornos hábilmente diseñados y conchas Spondylus, desde México hasta Chile, intercambiándolos por oro, cobre y otros artículos preciosos.

Este valle, que está rodeado por 238 hectáreas de bosque seco tropical y kilómetros de playas vírgenes, fue el hogar consecutivo de muchos asentamientos humanos en la época precolombina.

Allí opera un ecolodge con cinco bungalows, restaurante y museo de sitio, desde el cual puede practicarse senderismo y observación de piezas arqueológicas y fósiles en tierra y la playa, así como tomar clases de surf. El sitio es perfecto para un descanso, pues es totalmente aislado.

Informes: chirije.com. La operadora Bahía Dolphin Tours (www.bahiadolphintours .com) tiene excursiones a Chirije desde Bahía o desde Manta.

Bahía de Caráquez, la ecociudad

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Este destino costero definitivamente está decidido a convertirse en una ecociudad. Es la primera urbe en el litoral en tener una planta de residuos sólidos y en la península de Bahía se separa la basura para facilitar la tarea del reciclaje.

Otra iniciativa interesante proviene del sector privado, en la camaronera Poseidón, que tiene 20.000 árboles de manglar sembrados en sus piscinas y es una de las camaroneras con menor impacto ambiental en el país.

Un sitio obligado de visita es el Museo Arqueológico de Bahía de Caráquez, uno de los más interesantes del perfil costero del Ecuador. En él se exhibe la réplica de una balsa original de los primeros habitantes del lugar.

El recientemente inaugurado puente hacia San Vicente volvió a Bahía un sitio más interesante como base para lanzarse a explorar el maravilloso norte de Manabí, o para cruzar en bicicleta este puente gracias a su espaciosa ciclovía.

Canoa, alternativa a Montañita

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Originalmente un punto de buenas olas para el surf, Canoa evolucionó con el paso de los años hasta convertirse en un punto turístico «alternativo» con abundantes opciones de hospedaje rústico/ económico y una agitada movida nocturna.

Con una playa muy extensa y ancha, Canoa un poco replica el ambiente bohemio y cosmopolita de Montañita, pero sin la masificación que ha afectado a ese lugar en los últimos años. Canoa es también un buen punto de partida para recorrer el enigmático y prístino norte de Manabí.

Manglares abrazan a la isla Corazón

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Es una isla repleta de manglar ubicada en el estuario del río Chone, a poco menos de 10 kilómetros de Bahía de Caráquez. En el poblado de Puerto Portovelo existe una operación de turismo comunitario que trabaja desde el año 1998 y que ha orquestado un importante proyecto de reforestación de manglar que ha ayudado a devolverle su esplendor a la isla.

La comunidad cuenta con cómodas cabañas para recibir a sus visitantes y ofrece excursiones a los manglares y a sitios de observación de pájaros. La estadía cuesta $5 p/p, o la opción con desayuno y cena a $10 p/p.

La excursión por el sendero dentro de la isla dura 2 horas y cuesta entre $3 y $10, dependiendo del número de personas. También tienen circuitos de observación de aves con los mismos precios y otro que consiste en un paseo en bote por el túnel de manglar, con observación de aves y caminata por sendero en la isla; cuesta entre $20 y $7, dependiendo del número de personas.

Informes: islacorazon.com, (09) 8261-7132.

Jama, Tasaste y la cascada de los Siete Saltos

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Jama es una cabecera cantonal donde parece que no transcurre el tiempo por su ambiente tranquilo, espacioso y repleto de casas históricas. Una interesante opción para hospedarse es Palosanto, hacienda ubicada en el centro del poblado, donde se practican cultivos y desde donde se organizan excursiones a los alrededores.

A 5 kilómetros de Jama, en la localidad de Simón, está el Salto Simón, una cascada de 40 metros de altura rodeada de un hermoso y verde entorno. Otro sitio de visita recomendado es la playa de Tasaste y su célebre Arco del Amor, una extraña formación rocosa que se estima tiene 500 años de edad y que sobresale ocho metros sobre la arena. La cercana playa Punta Ballena tiene una formación rocosa alusiva y aguas transparentes.

A 3 kilómetros de Jama, en la localidad de Salina, se encuentra un parque arqueológico con una pirámide trunca y restos de la cultura Jama-Coaque.

También en Jama se encuentra la cascada de los Siete Saltos, una sección del río Jama que atraviesa un cañón con siete caídas de agua. El entorno es paradisíaco y las aguas tranquilas y tibias. Para llegar a este lugar se pasa por el Cerro Nueve, según los locales la elevación más alta de Manabí, y por la hacienda La Providencia.

En esta hacienda hay una casa del siglo 18 donde se albergó Eloy Alfaro en más de una ocasión.

Río Muchacho: agricultura orgánica para todos

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

La permacultura es un conjunto de técnicas que enseñan cómo solucionar, de manera armónica con la naturaleza, los problemas básicos de subsistencia: casa y comida. Abarca soluciones tecnológicas sencillas para cultivar la tierra sin necesidad de químicos, y crear espacios donde el espíritu humano no se sienta alienado en cajas de hierro y concreto. Tal concepto puede aprenderse de una manera práctica en Río Muchacho, una finca experimental ubicada al norte del poblado costero de Canoa, donde el visitante puede tener estadías cortas y presenciar un modelo de convivencia en armonía con el medio ambiente. Río Muchacho tiene una ecoescuela que enseña buenas prácticas ambientales a los niños locales, recibe familias para intercambios culturales, proporciona clases de español con profesores certificados y opera tours de uno o más días con precios de entre $40 y $56 por persona, por día. Informes: riomuchacho.com

La Mitad del Mundo divide el norte manaba

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

No todos reparan en que la línea equinoccial también atraviesa lacosta ecuatoriana. El lugar exacto, entre Pedernales y Jama, está marcado únicamente por una señal de tránsito. Existe un proyecto para convertir al lugar en un sitio de carácter cultural, pero hasta el momento no hay noticias de que se haya concentrado.

En el parque de Pedernales hay una roca grabada con los datos de la medición geodésica, establecido allí de manera simbólica, pues el sitio exacto está en medio de la nada.

Resulta notorio del norte de Manabí que, posiblemente porque allí cerca la corriente de Humboldt abandona las costas ecuatorianas para encaminarse hacia Galápagos, la vegetación deja de ser seca y se vuelve intensamente verde. Por otro lado, el hecho de que la carretera desde Canoa hacia el norte no tiene más de 15 años provoca que esta zona luzca más natural que el sur. En el perfil costero del norte de Manabí se observan gigantescos árboles y pocas casas; hay ocasiones en que por kilómetros no se ve a ninguna persona ni vivienda a la orilla del camino.

Las fincas sostenibles de Tabuga

Ubicada 23 kilómetros al sur de Pedernales, Il Peperoncino (foto) es una finca orgánica con una propuesta de agricultura alternativa que combina nuevas tecnologías con la sabiduría ancestral de los pobladores de la zona. El sitio ofrecía hospedaje y tours en los alrededores, pero actualmente limita su operación turística a visitas de día.

Esta finca tiene en su interior los llamados Hornos de Tabuga, una interesante reliquia arqueológica perteneciente a la cultura Jama-Coaque.

La finca Mono Verde, ubicada también en la zona de Tabuga, practica una filosofía de cultivos amigables con el medio ambiente y brinda oportunidades de internados, voluntariados y visitas.

Informes: ilpeperoncino.com, fincamo noverde.com

Camarones, Tabuga y el sendero Tres Bosques

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Ubicado en la ruta entre Jama y Pedernales, Camarones es una pequeña y pacífica comunidad con 60 familias que empezó recientemente un proyecto de turismo comunitario. En el pueblo, que está rodeado de cristalinos riachuelos, se puede pernoctar ($5 p/p) en una cabaña acondicionada para visitantes.

El cercano sendero Tres Bosques es una iniciativa de Álex Johnson que combina turismo comunitario con recorridos a través de tramos del bosque seco, húmedo y nublado, todo esto al caminar el sendero completo, que dura tres días.

El ingreso es por la comunidad de Tabuga y la pernoctación en la primera noche es en el Refugio Casa Paraíso. En el segundo día se atraviesan los tres tipos de bosques, pasando por las tierras de distintos pobladores locales.

La noche transcurre en la Casa Bambú de Jama Coaque, una reserva privada con 236 hectáreas donde funciona un centro de investigación con voluntarios.

El tercer día se atraviesa nuevamente diferentes propiedades hasta llegar al bosque seco Lalo Loor, una reserva de bosque seco con 200 hectáreas de extensión, que también desarrolla una labor educativa y tiene programas de voluntariado.

El sendero Tres Bosques es una iniciativa con una clara vocación conservacionista que canaliza los recursos generados por el turismo para beneficiar a las familias locales como un estímulo para la conservación.

Informes: Camarones: Paco Vaca, paquirrimu@ gmail.com. Reserva Jama Coaque: tmalliance.org. Reserva Lalo Loor: ceiba.org/loor.htm. Sendero Tres Bosques:   senderotresbosques.blogspot.com

Pedernales y el cerro Pata de Pájaro

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Pedernales tiene en sus alrededores algunas playas como San Cristóbal, la Chorrera, Frailes, Punta Palmar (por donde se dice que pasa la línea equinoccial), la Cabuya y la bella playa de Coaque, poco visitada y que evidencia su lejanía de la mundanal civilización por el hecho de que todavía se encuentran con facilidad restos de cerámica de la cultura Jama Coaque.

Pedernales es también puerta de entrada a la impresionante reserva Mache Chindul, aunque el acceso por Esmeraldas es más fácil.

Doce kilómetros al sureste de la ciudad está el cerro Pata de Pájaro, considerado la última elevación de la cadena montañosa del Chocó que viene desde Colombia. El cerro tiene una riqueza ecológica única y un contingente de vestigios arqueológicos por explorar.

La fundación Tercer Mundo está a cargo de la protección de este cerro, que colinda con la reserva y tiene el estatus de «bosque de utilidad pública». Carlos Robles, dirigente de la fundación y biólogo local, organiza excursiones de uno o más días ($10 por persona/día).

Visitar el cerro Pata de Pájaro con Robles es una oportunidad de conocer no sólo el impresionante entorno natural, sino la situación política y las amenazas que atacan este cerro por la codicia de gente poderosa. Robles también organiza excursiones a una de las pocas camaroneras genuinamente orgánicas del país, con una propuesta alternativa de producción con mínimo impacto ambiental.

Informes: (09) 9214-3081, patadepajaro@yahoo.com

La ruta entre Pedernales y Cojimíes, el palmar eterno

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

En Pedernales, la ruta principal se divide en dos tramos. La ruta interior llega a la cercana frontera con la provincia de Esmeraldas, bordeando la reserva Mache Chindul, mientras que la ruta costera avanza hasta Cojimíes por una fina franja de tierra rodeada de un lado por manglar (mejor dicho, lo que queda de él) y del otro por un interminable e idílico palmar. Hasta hace pocos años esta carretera no existía y para llegar a Cojimíes había que esperar la marea baja y entrar por la playa.

En medio de este palmar se encuentra Coco Solo, una hostería situada en el medio de la nada, frente al mar y rodeada de infinidad de palmeras. Caminar por el interminable palmar que une Pedernales y Cojimíes es una experiencia de profundo contacto con la naturaleza.

Cojimíes, amor y delfines

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Este balneario vendría a ser algo así como el último rincón de Manabí. Sus calles son de arena y quienes lo conocían antes seguramente se sorprenden al ver el crecimiento que ha tenido con la construcción de la carretera.

Desde su muelle puede tomarse un bote para cruzar a la Isla del Amor ($10, ida y vuelta), un paraíso lleno de arena donde hay una laguna con agua salada tibia y tranquila.

De julio a septiembre los delfines ingresan al estuario de Cojimíes y los canoeros organizan salidas para observar a estos simpáticos mamíferos marinos. También operan tours para observar manglares, visitar la Isla de los Pájaros y realizar pesca deportiva.

CREDITOS DE LAS FOTOS:
MUNICIPIO BAHÍA DE CARÁQUEZ
JODY MERELLE

Fuente: TransPort edición impresa junio 2013