logo


Manglares, playas y cultura en moviento

Cualquier tour por la provincia del Guayas suele comenzar bajo las sombras de los modernos edificios de la ciudad de Guayaquil, que marcan un contraste maravilloso con la gran cantidad de destinos agrestes tan pletóricos de vida y aspiraciones sostenibles ubicados mayormente a sólo una o dos horas de paisajístico viaje por carretera o por agua.

Texto: Verónica Garcés  

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Enrique Rodríguez León

Manglares, playas, bosques secos, bosques húmedos, cascadas, ríos y cerros verdes, son algunos de los atractivos naturales que ofrece esta provincia que se caracteriza por la amabilidad de su gente y la singular mezcla de tradiciones y costumbres. Desde el corazón de la ciudad hasta lo más recóndito de los pueblos, usted encontrar‡ personas abiertas y dispuestas a mostrarle lo mejor del Guayas.

La Concordia en Puná, playa y manglar

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Prefectura del Guayas

Luego de Isabela y Santa Cruz (en el archipiélago de Galápagos), la isla Puná es la tercera más grande del Ecuador. Está situada en el golfo de Guayaquil, frente al lugar donde se unen el Estero Salado y el río Guayas, a apenas 61 kilómetros de la ciudad de Guayaquil. Turísticamente, podemos dividirla en dos partes: la cabecera norte y la comunidad de Cauchiche, al sur. La cabecera norte cuenta con luz eléctrica y agua potable las 24 horas. Allí está la playa de La Concordia, un balneario de aguas muy mansas donde se llega en lancha desde el continente o a pie desde la cabecera parroquial, a través de senderos en medio del bosque debido a que no hay carretera. En el viaje desde Guayaquil se pueden ver bosques de manglar, aves acuáticas, y el tránsito de pequeñas canoas que se dedican a la pesca artesanal de corvinas, bagres, lisas y camarones. También varias pequeñas comunidades de pescadores, cangrejeros y recolectores de conchas que se asientan a lo largo del Golfo de Guayaquil, entre ellas: la Isla de Mondragón, la Isla Matorillo y el Fuerte Punta de Piedra, desde donde se defendió la ciudad del ataque de los piratas en el siglo XVII.

Los operadores turísticos Aventuras Ecuador salen todos los sábados y domingos a las 9h00 desde el Yatch Club Naval y ofrecen un día entero de paseo fluvial que incluye el desembarco en la playa de la Concordia y en el pueblo de Puná. El precio es de $25 por persona.

Cacique Tumbalá, operador de turismo comunitario en la zona, también ofrece viajes en lancha a la Concordia por el mismo precio siempre y cuando se organice un grupo de al menos 15 personas. El recorrido es el mismo y el viaje dura aproximadamente una hora. Este paquete incluye la degustación de un plato típico de bienvenida y un almuerzo en la casa de una familia local en el pueblo de Puná. El viaje en lancha del pueblo a la playa dura apenas 10 minutos. Para quienes deseen quedarse a dormir hay dos hoteles que ofrecen habitaciones con aire acondicionado. Los precios de las habitaciones varían entre $12 y $15.

Información: www.facebook.com/TransporteCaciqueTumbala,

(09) 9754-8383; www.aventurasecuador.com

Cerrito de los Morreños, modelo de autogestión

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

Cerrito de los Morreños es una isla con un cerro cubierto de bosque seco rodeado de manglar que inspiró la novela de Demetrio Aguilera Malta, «Don Goyo», en 1933. Es una pequeña comunidad de menos de mil habitantes que se asienta sobre la isla Chupadores Chico del Golfo de Guayaquil y ha logrado convertirse en modelo de gestión ecológica. Sus pobladores pasaron de ser madereros a usuarios conscientes del manglar, luego de que la tala de bosques por parte de los propios colonos y la actividad camaronera provocaran una amplia deforestación. En 2000, el gobierno entregó 3.394 hectáreas de mangle a Cerritos para su «custodia y uso sustentable». Desde entonces, y con la ayuda de la Fundación Cerro Verde, los comuneros han desarrollado un modelo de gestión ecológico, social y productivo, fijando cuotas para la pesca e imponiendo multas a quienes irrespeten los periodos de veda del cangrejo y/o talen manglar, del que proviene su única fuente de ingresos. (Se calcula que de una hectárea de manglar subsisten 10 familias). Han logrado, también, instalar un sistema de paneles solares que les proveen de energía. Además, un sistema de reciclaje de plástico y cartón, cuyo cargamento se vende mensualmente en Guayaquil. La isla está a aproximadamente una hora de Guayaquil, en un hermoso viaje por manglar, y actualmente la Fundación Cerro Verde, la consultora Turidee y el hostal Manso se encuentran trabajando para desarrollar una empresa de turismo comunitario que en 2014 opere excursiones a la zona.

Información: info@manso.ec

Churute, la tierra del canclón

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Bohórquez

La Reserva Ecológica Manglares Churute es un paraíso que incluye áreas de bosque seco tropical, bosque húmedo tropical, una laguna de agua dulce y cinco especies de manglar. Ubicada una hora al sur de Guayaquil, esta reserva es la tierra del canclón, un ave migratoria que actualmente se encuentra en peligro de extinción y de la cual esta reserva tiene la población más grande en Ecuador. También hay monos, ardillas, venados y cerca de 300 especies de aves. La altitud de la reserva varía entre 0 a 700 metros sobre el nivel del mar y el clima habitual es de 28 ˚C en época lluviosa. La laguna del Canclón mide 800 hectáreas y está rodeada de los cerros del Mate, Cimalón, Perequete Chico y Perequete Grande, que la alimentan con pequeñas vertientes y donde habitan tigrillos, saínos, guantas, venados, jaguares, osos hormigueros y varios tipos de monos. Alrededor de la laguna se puede observar gran variedad de garzas, jacanas, gallinetas y aves propias de humedades de aguas continentales. En medio de los manglares habitan cangrejos, camarones y muchos moluscos, así como fragatas, flamingos, ibis blanco, garza pico de espátula, garzas comunes y pelícanos. También, entre junio y noviembre, es común ver delfines en la zona del estuario. La entrada es gratuita pero se aconseja ir siempre con un guía local, cuyo costo es de $25 el día. Entre las actividades que se pueden realizar hay excursiones en canoa por los manglares y senderismo. Los paseos en canoa por el estuario duran 1:30 y cuestan $30. Se puede ingresar desde las 7h00 hasta las 17h00. Para asegurar la disponibilidad de los guías, es mejor hacer una reservación previa al (09) 9421-4068 o con los operadores turísticos que trabajan en la reserva. Uno de ellos es Horizontes Andinos, que ofrece paquetes con distintos precios que incluyen el traslado desde Guayaquil, varias actividades en la reserva y la visita a una finca aledaña.

Información: www.horizontesandinos.com/es, www.guayas.gob.ec/turismo/atractivos/reserva-ecologica  manglares-churute

Naranjal, cangrejos y ruinas Incaicas


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Vanesssa Candell

Uno de los mayores atractivos turísticos de Naranjal es su gastronomía, dentro de la cual destaca el famoso «lomito», un plato que sólo se encuentra aquí, parecido al lomo saltado pero a base de pulpa de cangrejo. También el jugo de cacao, hecho con el zumo que se extrae de las pepas de la mazorca, y el seco de pato, muy típicos de esta región. En Naranjal también están las ruinas del Camino Real del Inca, que son vestigios de la época del Tahuantinsuyo. Este camino, que data de hace más de 600 años, conectaba a Guayas y Cañar, y servía a los antiguos para transportar víveres entre Costa y Sierra. En pleno centro de Naranjal hay una escultura de un inca y su mirada apunta al camino, que se puede recorrer caminando y en bicicleta de montaña. Durante el trayecto se pueden observar varios sitios arqueológicos y la más variada vegetación.

También hay una amplia tradición montubia, que se celebra en octubre y noviembre, durante las fiestas cívicas. Naranjal está a 90 kilómetros de Guayaquil.

Información: www.guayas.gob.ec/cantones/naranjal

Las 7 cascadas del Cerro de Hayas


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Vanessa Candell

El verdadero paraíso tropical está al sur de Naranjal, en el cuarto kilómetro de la vía Naranjal-Machala. Aquí, junto a la cordillera de Molleturo se alzan casi 700 metros de un cerro verde cubierto de bosque húmedo tropical y lleno de mística y leyendas. El Cerro de Hayas, cuyo nombre significa «Lamento del Inca», tiene más de 600 hectáreas de naturaleza pura. En la cúspide hay una vertiente de agua, cuya caída forma siete cascadas, que atraen visitantes todo el año. Según la leyenda allí donde nace la vertiente hay enterradas grandes cantidades de oro y abundan rumores acerca de ovnis que se acercan a la punta del cerro. Más allá del mito, en el cerro se puede ver una generosa variedad de plantas (como platanillos, bijaos, helechos, cadillos, bromelias, heliconias, camachos, orquídeas, palmas, líquenes, hongos, musgos…) y animales. En un solo árbol hay hasta 300 variedades de insectos, como escarabajos, mariquitas, ciempiés, abejas, avispas, mantis religiosas, saltamontes, libélulas y hormigas. Además, hay colibríes, gavilanes, lechuzas, pájaros carpinteros, serpientes equis y corales, iguanas, ranas, murciélagos, osos hormigueros, armadillos, gatos de monte, tigrillos, ocelotes, perezosos, osos cusumbos y una larga lista de etcéteras.

Desde Naranjal, el trayecto en carro dura 20 minutos, luego de los cuales hay que caminar 15 minutos más para llegar a las primeras cascadas. La entrada cuesta $1.

Playas (General Villamil)


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Prefectura del Guayas

La playa más cercana a Guayaquil es Playas de Villamil, a 1:00-1:30 de la ciudad. Este balneario es conocido por su abundancia de playas y su cercanía a Guayaquil. Además se destaca su producción de muebles artesanales en base a fibras naturales como el muyuyo, así como también su intensa actividad pesquera. La Feria de las Ostras es un mercado al aire libre donde se ofrecen distintos platos de mariscos. Algunas playas aledañas son El Pelado (en la vía al recinto Engabao) y la vía a Data, que es una franja de playa de más de 10km de longitud, donde a medida que se distancia de la ciudad se vuelve menos populosa y más natural. El acceso desde Guayaquil tiene cuatro carriles y del Terminal terrestre salen buses cada 15 minutos, lo que vuelve a Playas un sitio muy accesible.

Información: www.municipioplayas.gob.ec

Balao Chico: Shuars y aguas termales


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Vanessa Candell

Piscinas naturales de agua mineral a más de 40 grados centígrados en medio del bosque húmedo tropical y la posibilidad de conocer una cultura indígena tradicional. Eso ofrece el Centro Shuar, formado por 16 familias autóctonas que llegaron aquí hace 30 años desde la provincia de Morona Santiago. Son en total 65 personas que conforman esta comunidad, ubicada 45 minutos al norte de Naranjal en el kilómetro 8 de la vía Panamericana, a la entrada de Balao Chico.

Las piscinas termales tienen una alta concentración de azufre y se les atribuyen muchas propiedades curativas. También hay piscinas de agua fría (de entre 15 y 26 grados centígrados), que se utilizan para estimular la circulación. El Centro cuenta con chozas hechas con hojas de bijao y caña, donde los visitantes pueden detenerse para probar los platos típicos de la cultura Shuar, como el ayampaco de pescado, pollo, guanta y res; así como otros propios de esta región de la Costa, como es el arroz con pollo, seco y pescado frito. Todo preparado en horno de leña. La amplia variedad de flora circundante incluye chisparo, matapalo, cade, clavellin, laurel, guaba de río, toquilla de roca, begonias silvestres, helechos epifitos, caña guadua, entre otras. La fauna reúne guantas, conejos, loros, diversos tipos de monos; también hay una gran diversidad de anfibios e invertebrados. A dos horas caminando del Centro está la cascada Tuna, una caída de agua de 20 m de altura, en donde según la cultura Shuar, poco antes de que anochezca se pueden ver espíritus buenos que purifican a los bañistas. La entrada al Centro Shuar cuesta $3.

Los operadores guayaquileños Paradise Region ofrecen un tour que sale desde Guayaquil e incluye la visita a Naranjal, a las 7 cascadas y al Centro Shuar, con desayuno y almuerzo incluido por $35.

Información: www.facebook.com/ParadiseRegion, (09) 7964-4534; www.guayas.gob.ec/atractivos-turisticos/diversidad-de-naranjal

Puná sur, delfines y playa de Cauchiche


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

El suroeste de Puná es posiblemente el lado más atractivo de la isla porque tiene amplias franjas de playas y porque en sus costas abundan los delfines. Por eso se construyeron allí varias cabañas y áreas de camping para recibir a los visitantes que llegan atraídos por sus playas tranquilas y la rica biodiversidad de la zona, que incluye sitios arqueológicos pertenecientes a la cultura Puná, lagunas, zonas de arrecifes, manglares, estuarios y bosque seco tropical.  El balneario principal de este sector es la playa de Cauchiche, a donde se llega en lancha desde Posorja. El viaje dura aproximadamente 15 minutos y cuesta $3. En este trayecto es muy frecuente avistar muchos delfines que nadan al lado de las embarcaciones. Así también, se puede apreciar una gran variedad de aves marinas, como pelícanos, garzas, fragatas y gaviotas.

Al igual que en el resto de la isla, el turismo en la zona de Cauchiche es manejado a nivel comunitario. Todas las comunas (Bellavista, Estero de Boca, Cauchiche y Subida Alta) ofrecen hospedajes comunitarios y muchos de sus habitantes han sido capacitados como guías turísticos. Aquí se puede recoger ostras, aprender a hacer cebiche, pescar, pasear a caballo, hacer senderismo y recolectar chirimoyas durante la cosecha en el mes de junio. Las comunidades ofrecen comidas típicas a base de chivo, camarón, lisa, concha y frutas exóticas como chirimoya, coco y sandía.

Los operadores Aventuras Ecuador ofrecen un paquete que incluye el traslado por tierra Guayaquil-Posorja, el viaje en lancha con desembarco en la isla Manglecito para observar aves marinas y el almuerzo en la playa de Bellavista. El costo es de $35 por persona.

Información: Francisco Parrales, guía comunitario de Cauchiche: (09) 9710-3462; www.aventurasecuador.com; www.soloenguayas.com/campanias-turismoguayas.php?ID=7

El Morro, delfines y deportes de aventura


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Municipio de Guayaquil

El Puerto del Morro es una comunidad de pescadores que queda 11 kilómetros al este de Playas, a 1:30-2:00 de Guayaquil. En El Morro se pueden observar delfines nariz de botella que viven en estado natural en el estero que baña la comunidad. Esta es la mayor atracción que ofrece el pueblo, así como conocer una organización de turismo comunitario con algunos años de experiencia. Aquí se puede encontrar gran variedad de platos típicos a base de mariscos, moluscos y pescado. El Ecoclub Los Delfines ofrece paseos que duran alrededor de dos horas y que, además del avistamiento de delfines en lanchas, incluyen senderismo y observación de aves. También se puede hacer pesca deportiva y visitar la Isla de los Pájaros, una reserva natural a una hora de viaje en lancha, donde habitan cientos de especies de aves marinas, como garzas rosadas, cormoranes y golondrinas de mar. La operadora turística Los Puertos, formada recientemente por comuneros, tiene paquetes con canopy, paseos en bicicleta, en cuadrón, rappeling y sitios para acampar.

Información: www.lospuertos.ec; www.puerto elmorro.blogspot.com; www.guayas.gob.ec/turismo /atractivos/puerto-el-morro

Puerto Engabao, surf, pesca y paz

11. Puerto Engabao (ricardo cevallos)

Puerto Engabao es una playa segura y con pocos turistas, muy popular en la comunidad surfista. Está a 20 kilómetros de Playas de Villamil, lo que lo convierte en la playa tranquila más cercana a Guayaquil. Puerto Engabao es un pequeño pueblito de pescadores donde se puede conseguir mariscos a muy buenos precios y donde hay extensas y limpias playas. Al atardecer el espectáculo lo hacen las embarcaciones pesqueras, que regresan a la costa cargadas de toda clase de peces y mariscos. En este lugar la Fundación Nobis armó un proyecto de turismo comunitario que consistió en ayudar a a los pobladores a construir una suite adicional en sus casas, donde los visitantes se pueden hospedar pagando la cómoda tarifa de $7 por persona, y disfrutar de la experiencia cultural que supone el turismo comunitario (las suites tienen todas entrada independiente y baño propio). El Manso ofrece paquetes que incluyen el transporte desde Guayaquil con precios que varían según el número de personas.

 Información: Elvia Eugenio Santana, coordinadora de turismo: (09) 8506-7361; www.manso.ec/mansoadentro/

Playa Varadero


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Junto a la playa de Posorja, a poco más de 100 kilómetros de Guayaquil, está Playa Varadero, un balneario acondicionado por el Municipio de Guayaquil, con un patio de comidas típicas donde funcionan 24 locales ubicados junto a la playa. El costo de los platos varía entre 8 y 12 dólares; mientras que los desayunos cuestan 2. Las instalaciones cuentan con servicios higiénicos, duchas, vestidores, pérgolas, sitio para hamacas, torres salvavidas, juegos infantiles, rampas de acceso a la playa, rampas botaderos de hormigón y estacionamiento para vehículos privados y buses. El área de servicios atiende de miércoles a domingo, de 09h00 a 17h00. La entrada es gratuita.

Isla Santay, historia y naturaleza


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

A menos de un kilómetro de Guayaquil, sobre el río Guayas, está la Isla Santay, una reserva ecológica donde viven unas 200 personas y en donde recientemente se constuyeron viviendas ecológicas con mínimo impacto ambiental. Sus habitantes han sido capacitados para mostrar a los visitantes la diversidad de flora y fauna del lugar. Aquí se puede hacer senderismo y observar los cocodrilos que mantienen en cautiverio. Se llega en lanchas que salen desde el Yatch Club Naval de Guayaquil. El viaje hasta la Santay dura 10 minutos y cuesta $8 con almuerzo incluido y $4 con un refrigerio. Es necesario reservar con anticipación. Actualmente se construye un puente para peatones y bicicletas que unirá Guayaquil con la isla.

Información: www.isla santay.info; (09) 9735-1599, (09) 8654-7034.

Samborondón, tradición ecuestre y montubia


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Prefectura del Guayas

El cantón Samborondón, municipio contiguo a Guayaquil, es conocido por estar poblado de urbanizaciones amuralladas y tener un paisaje urbano americanizado poblado de centros comerciales, bares y restaurantes. Sin embargo, en su cabecera cantonal hay una localidad rural dedicada principalmente a la siembra de arroz y actividades ganaderas, así como astilleros artesanales donde se elaboran canoas de madera. También hay muchos talleres de alfarería, que son parte importante de la cultura local. Actualmente la Prefectura del Guayas organiza una ruta para promover el turismo ecuestre y fortalecer la identidad montubia.

En Samborondón también se encuentra el Parque Histórico, un parque urbano que comprende una zona de animales de la costa, casas históricas del centro de Guayaquil que fueron trasladadas aquí pieza por pieza, y réplicas de casas montubias. Entrada libre.

Información: www.guayas.gob.ec/cantones/samborondon; www.parquehistorico.gob.ec

Bucay, un bosque encantado


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Prefectura del Guayas

Menos de 100 kilómetros al este de Guayaquil, en un punto donde convergen las provincias de Los Ríos, Bolívar, Chimborazo y Cañar, está Bucay. Cascadas, lagunas, ríos, miradores desde lo alto de las montañas y remanentes de bosque virgen son algunas de las bondades de este subtrópico. Aquí se pueden practicar deportes extremos y de aventura como canyoning (descenso en medio de las cascadas a través de cuerdas), el rappel (descenso de montaña por cuerdas), trekking (caminatas por senderos naturales), climbing (ascenso a montañas en equipo), tubing (descenso de rápidos sobre tubos de neumáticos), rafting, ciclismo de montaña y kayak. Además, en esta zona destacan las iniciativas de agroturismo, con fincas que ofrecen la posibilidad de observar las actividades diarias de los campesinos. La hostería Casa de Piedra ofrece paquetes que incluyen los deportes de aventura que se practican en la zona, así como también paseos por las plantaciones de caña donde los turistas pueden participar de la molienda y la fabricación de jugo o ‘guarapo’. Así también, pueden ordeñar manualmente a las vacas y ver de cerca el proceso de fabricación de queso. Las cabañas cuestan $12 por persona, el camping cuesta $8.

Entre los atractivos naturales más importantes se encuentra el balneario de Agua Clara, una formación rocosa natural con una caída de agua que termina en una poza y nutre al río Chimbo. También está el Bosque húmedo de la Esperanza, un bosque secundario nublado subtropical con remanentes de bosque virgen, ubicado en la vía a Chillanes. También el Malecón Río Chimbo, en el pueblo de Bucay sobre la avenida Raúl Banderas, con áreas verdes, juegos infantiles, una tarabita, piletas y parqueadero. Y por supuesto las cascadas –hay cuarenta en la zona de Bucay– y miradores como: Mirador de la Esperanza, Mirador de Vista Alegre y Torre Loma, el más alto de la provincia, que está justo en el límite con la provincia de Bolívar.

Información:  www.casa-depiedra.com, (09) 9447-3558; www.guayas.gob.ec/turismo/cantones/bucay

 Turismo consciente en Guayaquil

La ciudad más grande del Ecuador es caliente y frenética. Su gente es abierta y expresiva y está siempre dispuesta a ayudar a un visitante en aprietos. Así sea que esté de paso o que venga por un tiempo más largo, tómese un momento para sentarse en una banca cualquiera y hacer un par de amigos que lo lleven de la mano a los lugares que mejor representan la cultura de este puerto. Mientras tanto, aquí una pequeña selección de atractivos dentro de la ciudad para quienes buscan que su viaje sea una experiencia auténtica.

Guayaquil en lancha

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Enrique Rodríguez León

Nada mejor para limpiarse de las energías de la ciudad que un paseo por el río. Con la brisa fresca oxigenando la sangre y el oleaje de las mareas haciendo palpitar el corazón. La lancha Cacique de Tumbalá sale todos los fines de semana desde el Yacht Club Naval (en Malecón y 10 de Agosto, frente al Municipio), de 11h00 a 18h00, cada vez que completan cupo. El primer destino es el Palacio de Cristal, patrimonio histórico de la ciudad también conocido como el antiguo Mercado Sur, una estructura de hierro forjado y paredes de vidrio que data de 1907 que sirve como sede de exposiciones culturales y eventos. Luego va bordeando la calle El Oro hasta llegar al lugar donde se construye el puente peatonal que conectará la isla Santay con Guayaquil, que se prevé esté listo en noviembre. El recorrido sigue por Industrial Molinera, de donde sale la mayor parte de trigo y avena que se consume en el país. Y hacia la plaza Caraguay, el mayor mercado de pescado y mariscos de la ciudad, donde se abastecen de víveres los barcos que van a Galápagos. El siguiente punto es la isla Santay, donde los viajeros pueden apreciar las ecoaldeas, construidas especialmente para fomentar el turismo a la isla.

Finalmente, la Cacique de Tumbalá va hasta Durán, donde se puede apreciar la estación de ferrocarril. De regreso hacia el Malecón, pasa por el Puerto Santa Ana para ver el edificio más alto de Guayaquil: The Point, un conjunto de oficinas de 36 pisos y 137 metros de altura. El paseo dura entre 35 y 40 minutos e incluye un guía que va explicando la importancia de cada punto. La lancha no desembarca en ningún punto. El viaje cuesta $3 para adultos y hay descuentos para niños y tercera edad. Otro de los paseos que ofrece la Cacique de Tumbalá es al complejo ferroviario de Durán, zarpando igualmente desde el Yacht Club Naval. Allí se pueden ver más detenidamente los talleres, bodegas y la estación del tren. En caso de que los viajeros quieran tomar el ferrocarril, pueden avisar con anticipación al personal de la lancha para coordinar horarios. El viaje hasta Durán, ida y vuelta, cuesta $3 . Solo ida o solo vuelta: $2.

Información: (09) 9754-8383, www.facebook.com/TransporteCaci queTumbala.

Guayaquil en bici

18. Gye en bici (ricardo cevallos)

La afición por el ciclismo urbano en Guayaquil crece día a día, se fomenta desde las redes sociales, el boca a boca y el Manso Hostal. Aquí se organizan ciclopaseos cuyo recorrido incluye varias áreas regeneradas del centro, donde se pueden apreciar las diversas culturas urbanas de la ciudad; además algunos de los parques más importantes y edificios emblemáticos; y los hermosos y verdes malecones más pequeños de la ciudad. Este paseo dura dos horas y media e incluye una parada en el viejo barrio Garay, donde se merienda con una familia local. El precio para un grupo de entre 2 y 7 personas es de $22,40 por cabeza.

Información: www.manso.ec/manso adentro

Iguanazú, un hostal en pleno cerro

julio2013

Un hostal diferente, que da a sus visitantes la sensación de estar en medio del bosque y muy lejos de la ciudad. En pleno cerro San Eduardo, en la ciudadela La Cogra, sobre el kilómetro 3,5 de la avenida Carlos Julio Arosemena, está Iguanazú. Su mayor atractivo son sus enormes jardines, la vista de la ciudad desde el cerro y la paz y el silencio que brinda el estar rodeado de naturaleza. Hay habitaciones desde 32 a 52 dólares por persona con diferente servicios, entre ellos aire acondicionado, Direct TV y baño con hidromasaje. También piscina, área de BBQ, garaje, una terraza con hamacas, mesa de ping pong, máquinas para hacer ejercicio y sala de televisión.

Información: (04) 220-1143, www.iguanazu.com

Malecones, paseo entre jardines al pie del río


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

El ícono del proceso de la regeneración urbana de Guayaquil es el Malecón 2000, un área de 2,5 kilómetros de largo a orillas del río Guayas que transformó un paseo de río decadente y peligroso en un malecón orgullo de los locales. Esta obra de arte de la arquitectura moderna incluye galerías comerciales, patios de comidas, un cine, un teatro Imax, juegos infantiles, jardines, fuentes de agua, áreas para hacer ejercicios y el Yacht Club Naval, desde donde salen varias embarcaciones que ofrecen paseos fluviales. Además está el Centro cultural Simón Bolívar (ex MAAC), donde se realizan varias ferias y exposiciones artísticas. Es un sitio muy seguro para caminar y respirar la brisa del río.

Otro de los grandes proyectos de la regeneración urbana es el Malecón del Salado, que cruza el estero desde el parque de la ciudadela Ferroviaria al puente 5 de Junio y abarca desde la Facultad de Educación Física de la Universidad de Guayaquil hasta el puente del Velero, donde cambia de nombre a Malecón del Suburbio. Al frente está el Parque Lineal, un paseo con jardines y hermosos escenarios junto al agua. Esta obra ofrece juegos infantiles, jardines, patios de comidas, locales comerciales y la Plaza de la Música, un espacio en forma de guitarra donde se celebran conciertos gratuitos. Además, desde este malecón se pueden hacer paseos en botes a remo por el estero. Estos malecones han permitido que la gente pueda disfrutar de las hermosas zonas junto al río en un entorno limpio y seguro. Los parqueaderos tanto el Malecón 2000 como el Malecón del Salado abren 24 horas al día, todos los días. En el Malecón 2000, los centros comerciales abren de 10h00 a 20h00 y el Mercado Artesanal de 10h00 a 19h00. En el Malecón del Salado, los centros comerciales abren de 09h00 hasta las 23h00 y los bares ubicados en el Bloque Norte, de 18h00 hasta las 04h00.

Información: www.malecon2000 .org; www.malecon2000.org/malecon delsalado

La movida del cerro


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

En el primer escalón del cerro Santa Ana, en el tradicional barrio de Las Peñas, está Diva Nicotina, el bar donde florece la escena rockera y jazzera guayaquileña. Todas las semanas hay conciertos de bandas independientes y el lugar se ha convertido ya en un ícono para la música de la ciudad. Unos escalones más arriba está La taberna, otro ícono de la vida nocturna bohemia y dirigida a los amantes de la buena música, en este caso más local y rockolera. En la calle Numa Pumpilio Llona está La Paleta, que tiene un ambiente más sofisticado, con música internacional y rica en detalles de decoración.

Compras y mercadillos


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Bohórquez

Hay varias opciones de mercados al aire libre para quienes buscan una oferta distinta a la uniformidad de los centros comerciales. El Mercadito se realiza varias veces al año en Samborondón y agrupa expositores varios que van desde marcas exclusivas de ropa y decoración, hasta restaurantes, aerolíneas y, en menor medida, diseñadores independientes. Además incluye una zona de bar, patio de comidas y conciertos de música en vivo. Su versión alternativa es el Mercadillo, que junta a vendedores de toda clase de cosas nuevas y usadas que van desde juguetes y libros hasta cuadros, lámparas y ropa. También hay puestos de comida, normalmente con varias opciones vegetarianas, así como cerveza artesanal y dulces. La periodicidad de esta feria es variable, aunque tiende a ser mensual. Se realiza en el barrio de Urdesa Central y sus precios son bastante más asequibles. Para los puristas, está El Manso Night Bazaar, la única feria cuyos expositores son exclusivamente diseñadores independientes venidos de todas partes del país, que presentan obras y creaciones verdaderamente únicas.

Información: www.elmercadito.com .ec, www.facebook.com/events /122527547956461/?fref=ts, www.manso.ec/nightbazaar

Las Peñas y el cerro, recobrando la tradición


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ministerio de Turismo

El barrio de Las Peñas es parte del corazón de Guayaquil. A través de su historia, aquí han vivido los personajes más importantes de la cultura y política de la ciudad. A partir de la regeneración urbana, cobró importancia en los circuitos turísticos y actualmente recibe cientos de visitantes al día que disfrutan de sus bares, restaurantes, galerías de arte y tiendas de artesanías. La plaza Colón, ubicada diagonal a la iglesia de San Vicente de Ferrer (o Santo Domingo) también atrae muchos visitantes debido a los espectáculos culturales y conciertos que allí se ofrecen. En la cima del Cerro Santa Ana está el Faro, la Plaza de Honores (destinada a homenajear los símbolos patrios), la Capilla de Santa Ana y el Museo abierto «El Fortín de Santa Ana», desde donde se resguardaba a la ciudad del ataque de los piratas. Así mismo, el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, que mira al sur de la ciudad. Allí, desde lo alto, se tiene una maravillosa vista de Guayaquil, así como de la isla Santay, el Cerro del Carmen y de la intersección de los ríos Babahoyo y Daule, que forman al Guayas.

Información: www.guayas .gob.ec/atractivos-turisticos/guayaquil-la-metropolis

Lo orgánico toma fuerza

La demanda de alimentos libres de pesticidas aumenta en Guayaquil y ya hay dos emprendimientos que pretenden abastecer a este incipiente mercado. El primero es la Ecotienda Campesina, ubicada en la avenida de las Américas, en el centro comercial Bahía Norte, Bloque C, local 40. La tienda está administrada por la Federación de Centros Agrícolas y Organizaciones Campesinas del Litoral, comprometidos con la causa de la agroecología. Otra opción para comprar alimentos libres de químicos es el Mercado Orgánico, ubicado en la calle Jorge Pérez Concha (Circunvalación) 629 y Ficus, en el barrio de Urdesa. En ambos sitios se encuentran frutas y verduras frescas, así como varios productos elaborados como barritas energéticas, mermeladas y chocolates. Además de esta oferta constante, todos los meses se organiza una feria de productos orgánicos en el Colegio Cruz del Sur, donde los campesinos venden sus productos directamente y sin intermediarios.

Información: www.federacioncam pesina.org, (09) 8370-8643;

www.facebook.com/pages/Tienda-de-Alimentos-Org%C3%A1nicos-en-Gye/142961955842691;

www.facebook.com/Mercaorganicos ?fref=ts, (09) 9716-1366.

Información sobre el movimiento agroecológico en Guayaquil:

www.facebook.com/ConsumoRespon sableGuayaquil.

 

En lancha por la playita del Guasmo

 

Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Bohórquez

La Playita es un balneario popular ubicado al sur de Guayaquil, en el barrio del Guasmo. Cuenta con 4.000 metros cuadrados de playas y un área similar de malecón, además de un muelle para embarcaciones, baños, vestidores, espacios verdes, miradores, locales de comida, juegos infantiles y área de enfermería. Se abre a las 08:00 y cuenta con atención policial permanente. Además de bañarse, se pueden hacer paseos en lancha por los esteros, coordinando anticipadamente con el dirigente comunitario Manuel Fiallos. Los paseos varían en duración y costo según las necesidades y el tamaño del grupo. Navegando por esta zona se pueden ver especies de aves marinas, los enormes barcos de carga que van al Puerto Marítimo y las Esclusas. Información: (09) 69138110.

Purificar el estero, justo y necesario


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto:Enrique Rodríguez León

La iniciativa del Ministerio de Ambiente para purificar el Estero Salado abarca varias  estaciones de superoxigenación, una técnica que fuerza la entrada de oxígeno en el agua para mejorar su calidad y reducir los malos olores que causa la contaminación. Algunos de los lugares en que se trabaja son: el Estero de Las Ranas y Puerto Lisa, al sur de la ciudad; el Bosque Protector Salado Norte, en el barrio de Kennedy Norte, y Urdesa Norte. Además de la superoxigenación, se realiza tratamiento de lodos, batimetría, modelo hidrodinámico, reforestación y educación ambiental, y exigir acciones de remediación ambiental a las plantas industriales que tradicionalmente han contaminado el Estero Ealado de Guayaquil.

Información: www.ambiente .gob.ec /guayaquil-ecologico

El enorme parque Samanes


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Empresa Pública Parques Urbanos y Espacios Públicos

Este es el parque más grande de la ciudad y cuando esté terminado, a fines del próximo año, será uno de los más grandes de Latinoamérica, con un área total de 851 hectáreas. Al momento está habilitada la primera etapa, que cuenta con 54 canchas de varias disciplinas deportivas. En el futuro, el parque contará con un anillo que lo circunda, donde se podrá trotar y hacer ciclismo. También tendrá una granja pedagógica, un centro comercial con cafeterías y restaurantes, y un estadio con capacidad para 8.000 personas. Además, habrá un Campo Escuela Scout donde los chicos podrán aprender sobre la vida al aire libre y acampar, y una reserva ecológica con senderos. La entrada al parque es gratuita y abre de 7h00 a 20h00.

Información: http://www.parquesyespacios.gob.ec/nuestros-parques /parque-samanes-2

 El Manso, ícono cultural


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

El Boutique hostal y Centro Cultural El Manso es un referente cultural en Guayaquil. Cada una de sus habitaciones tiene un diseño único y en todos sus espacios se exhiben obras hechas con materiales reciclados, donadas por artistas locales. El menú de la cafetería es agroecológico y hecho a base de alimentos orgánicos. Además, se realizan exposiciones de arte y se fomenta el turismo consciente, con paquetes que incluyen destinos alternativos que promueven el contacto con la cultura local. También se ofrece el servicio de alquiler de bicicletas, un spa con masajes y terapias depurativas a base de hierbas y esencias naturales, y una tienda de diseñadores nacionales independientes. Los precios de las habitaciones privadas varían entre $36.30 y $98.52 (para dos personas); las habitaciones compartidas cuestan $15.

Información: www.manso.ec

Nota: con el objetivo de transparentar lo que podría percibirse como un potencial conflicto de intereses, hacemos saber a nuestros lectores que el director de este medio es copropietario del hotel Manso

 Cerro Paraíso: ecología urbana


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

En el barrio de El Paraíso, al lado de Miraflores, está el Cerro Paraíso, un santuario de naturaleza en medio de la ciudad. Un grupo de ecologistas, artistas y moradores del sector se reunió hace algunos años para proteger el cerro y se dedica a realiza actividades ecológicas y culturales permanentes, entre ellas el Festival Cerros Vivos, que presenta conciertos, talleres, una feria ecológica y varias actividades para crear conciencia sobre la conservación del medio ambiente. Otras actividades que realizan en Cerro Paraíso incluyen jornadas de reforestación y campañas de reciclaje.

Información: www.cerrosvivos .blogspot .com, www.facebook.com   /cerros.vivos?fref=ts

Cerro Blanco, naturaleza dentro de Guayaquil


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Verónica Garcés

El bosque Protector Cerro Blanco está en el kilómetro 16 de la vía a la Costa y es el sitio ideal para disfrutar de la naturaleza en familia. Hay cabañas ecológicas, área de picnic y camping –con mesas de madera, sillas, parrillas, baños– y estacionamiento. Tiene tres senderos abiertos al público general que son: El Canoa, que dura una hora y media y es el de más fácil acceso; el Higuerón y el Mono Aullador, que duran dos horas y media y cuatro horas, respectivamente. Con un poco de suerte, en estos paseos se pueden ver algunos mamíferos de la zona, especialmente monos, y muchas aves. Para todas las caminatas es necesario tener un guía, que irá comentando acerca de la flora y fauna del lugar. También se organizan funciones de títeres, programas especiales para estudiantes y el curso de técnicas de campo. Si decide acampar, es posible hacer una caminata nocturna guiada a través de los senderos. También puede optar por dormir en las cabañas ecológicas y levantarse muy temprano para observar aves. En caso de grupos es necesario llamar a la reserva y asegurar la disponibilidad de los guías. La entrada cuesta 4 dólares para adultos y 3 para niños. Recientemente abrió una ciclovía de 3km de extensión. Abre todos los días, incluidos feriados, de 08h00 a 16h00.

Recientemente se empezaron a organizar festivales artísticos en este lugar con la participación de músicos y diseñadores locales.

Información: (04) 299-2736.

Puerto Hondo: bañarse en el estero


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Cevallos

En el kilómetro 17 de la vía de Guayaquil a Salinas está la comunidad de Puerto Hondo, una playa en un brazo del estero en medio del manglar y contiguo a la reserva ecológica de Chongón Colonche. El lugar tiene un mirador, un área de juegos acuáticos para niños y kioscos de comidas donde se encuentran platos típicos por entre 1 y 3 dólares. Aquí se puede hacer pesca vivencial y paseos en canoa por el estero, donde se pueden apreciar varias clases distintas de mangle y muchas aves marinas y cangrejos. Este centro recreacional es muy concurrido los fines de semana por el área de juegos acuáticos, pero los manglares aledaños sí permiten un real contacto con la naturaleza. Los paseos en canoa son manejados por una empresa constituida por pobladores locales y cuestan $15 por grupo y duran 45 minutos. Los paseos en kayak cuestan $3 por persona. La entrada es gratuita y se puede ir todos los días de 10h00 a 17h00. Información: (09) 9140-0186.

Parque El Lago, Chongón


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode
Foto: Ricardo Bohórquez

Este parque ecológico, ubicado en el kilómetro 26 de la vía de Guayaquil a la Costa, sobre el lado derecho de la carretera, cuenta con rutas para hacer ciclismo, paseos a caballo y zona de picnic. Además, en el lago, un embalse artificial construido sobre el río Chongón, se puede hacer velerismo, skí y kayac. En el parque viven muchas especies de aves y mamíferos, así como una especie rara de murciélago que sólo habita en el área de Chongón, el Diclidurus albus. Se puede ir de lunes a domingo de 8h00 a 18h00.

Garza Roja, ecoturismo y cultura


Shashin Error:

No photos found for specified shortcode

Ubicado a 37 km. de Guayaquil en la vía a Daule, Garza Roja es un complejo ecoturístico que combina agroturismo y un centro cultural enfocado en el rescate de las tradiciones de la costa ecuatoriana. Con 80 has de extensión, Garza Roja tiene una variada colección de piezas de la cultura Chorera, Tolita, Guangala, Machalilla, Daulis, Jambelí, Manteña, entre otras. Los terrenos del parque originalmente pertencecieron al arqueólogo Víctor Emilio Estrada, uno de los descubridores de la cultura Valdivia.

El rescate de la gastronomía es un aspecto importante de la propuesta cultural de Garza Roja, pero la estrella del lugar es el Museo Filosófico, un edificio de tres pisos construido con troncos, piedra, caña y cade. El orden especial de sus obras de arte responden, a decir de su creador Ramón Sonnenholzner, «a un juego de confrontación de formas, tiempos, géneros, direcciones y movimientos». Actualmente está en construcción un templo sin íconos ni emblemas religiosos, con el único motivo de que «los pensamientos son libres». El hospedaje cuesta $30 p/p e incluye alimentación y actividades. Visitantes por el día pagan $3 p/p.

Información: www.garzaroja.com

RUTAS DEL GUAYAS

Texto: Moisés Pinchevsky

RUTA DE LA AVENTURA

Cantones General Elizalde (Bucay), El Triunfo y El Empalme.

El punto de inicio de este corredor turístico es la parroquia Virgen de Fátima, en el cantón Yaguachi, a 26 kilómetros de Guayaquil, donde los viajeros pueden tomar la carretera que lleva al cantón El Triunfo, que cautiva con sus verdes paisajes y plantaciones bananeras.

La principal opción en esta ruta apunta luego al cantón El Triunfo, donde encontraremos desde haciendas turísticas, como TJR, productora de limones que está ubicada en el Km 88 de la vía a Huigra (posee un bosque húmedo tropical occidental), hasta comunidades como el Guabito, donde se elaboran artesanías en sapán (corteza del tallo del banano).

Más adelante se encuentra el cantón Bucay (a una hora y 45 minutos de Guayaquil), destacado destino de naturaleza para los viajeros aventureros. Állí opera Mundo San Rafael, emprendimiento turístico que invita a disfrutar del campo en un ambiente acogedor y con instalaciones de primer orden para servicio de restaurante y actividades recreativas, como cabalgatas y descenso en ciclismo de montaña por el bosque protector de la Esperanza.

El cantón Bucay es un megadestino de actividades de aventura que, con la llegada de la restaurada vía del ferrocarril ecuatoriano, de seguro tendrá una mayor promoción para los viajeros que gustan de la adrenalina extrema. Para ellos se recomienda el descenso de cascadas (canyoning) por la caída de agua de Piedra Blanca.

Por el desvío a la población de Huigra se encuentra el sector de Dos Bocas, cuyo bosque permite la realización de paseos de ecoturismo en senderos naturales que invitan al visitante, entre otras actividades, a conocer el proceso de elaboración del tradicional licor ‘puro’ en viejos trapiches.

Otro punto destacado está en el cantón El Empalme, cuya principal atracción es la presa Daule-Peripa, lago artificial formado por la unión de los ríos Daule y Peripa.

En esa zona el recinto El Paraíso le ofrece un hermoso paisaje natural que invita a tomar un baño en las bellas cascadas llamadas La Chorrera del Pintado y El Salto del Armadillo.

El Salto del Armadillo merece un capítulo aparte. Pocos conocen de la existencia esta caída de agua de unos 30 metros de altura, emplazada a unas cuatro horas de Guayaquil.

Y cada vez que alguien llega a verla queda impactado por la fuerza de este maravilloso espectáculo abrazado por una naturaleza saludable.

Para llegar se atraviesa el recinto Los Ángeles, pasando El Empalme, Quevedo y Buena Fe, desde donde se toma una vía secundaria, que tras 40 minutos de recorrido (mejor en carro todoterreno) llega hasta el sector conocido como la 14 o El Paraíso, donde está la cascada.

Los turistas gustan de bañarse en la laguna que se forma e ingresar en la cueva detrás de la caída de agua. Uno de los proyectos apunta a construir un parador turístico en este sitio de la geografía providencial.

RUTA DE LA FE

Cantones Guayaquil, Durán, Nobol, Daule y Yaguachi.

Las riquezas que encierra esta ruta ofrecen un gran abanico de oportunidades turísticas que no sólo se centralizan en la parte religiosa, sino en la belleza paisajística y la riqueza cultural.

La Prefectura recalca, ante todo, que no existe manera de comercializar la fe como tal. Sin embargo, vale la pena enfatizar y presentar al viajero la amplia variedad de actividades y productos turísticos a su disposición que parten de la fe religiosa y devoción de los habitantes de los cantones que conforman parte esta propuesta de la provincia.

El primer punto de la ruta es Guayaquil, donde turistas extranjeros y nacionales pueden deleitarse con la belleza y variedad arquitectónica de sus templos, como la Catedral, la basílica menor de La Merced, las iglesias de San Francisco, San José, San Alejo, San Agustín, La Victoria, Santo Domingo y Cristo del Consuelo.

Saliendo desde el Puerto Principal, este corredor turístico posee dos extremos: el sector norte comienza en Guayaquil por la vía a Daule, pasando por sitios como el zoológico El Pantanal, hasta llegar al cantón Nobol, cuna de la santa Narcisa de Jesús.

Dentro de ese sector, en Nobol puede visitarse la hacienda San José (donde se crió Narcisa), el santuario de Narcisa de Jesús y el museo, además de disfrutar de variedad de comida típica, como el maduro con queso expendido por los rústicos locales salpicados a los costados de la carretera. Otra opción muy interesante es tomar una lancha en el malecón de Nobol para realizar un paseo náutico por el río Daule.

Después de Nobol, la zona norte de la Ruta de la Fe puede avanzar hasta Daule, ciudad de actividad agrocomercial y en la que se venera al Cristo Negro, especialmente los días 13 y 14 de septiembre, con una procesión fluvial hasta Guayaquil por el río Daule, misas campales, bailes y juegos artificiales.

Los relatos del Señor de los Milagros, tal como se conoce al Cristo Negro, inician en 1650 cuando en la época colonial el español Isidro de Vienza y Mora, propietario de extensas zonas en Daule y Balzar, recobró la vista perdida al tocar la imagen.

Como agradecimiento, aquel hombre construyó la primera capilla del Señor de los Milagros en el mismo lugar que ocupa ahora. Cuenta la historia que para Semana Santa un esclavo negro se encaramó para besarle y lo tocó con sus manos sucias; el sacristán lo sorprendió y ordenó que se lo castigara, por lo que esclavo fue castigado y azotado públicamente en la plaza. Pero, al día siguiente, el santo Cristo, para mostrar su predilección por los pobres, se encontró teñido del mismo color del esclavo.

El sector este de la Ruta de la Fe lleva a Durán, cantón donde se destaca el santuario del Divino Niño. Cada 25 de diciembre ese templo realiza una importante procesión que congrega a fieles de todo el país.

Avanzando por la vía se llega al cantón Yaguachi, en donde está la segunda catedral de la provincia, en honor a San Jacinto de Yaguachi.

La ciudad celebra sus fiestas patronales cada 15 de agosto. Este destino ha cobrado nueva vida con la reciente apertura de la ruta férrea desde Durán en el denominado Sendero de los Arrozales.

 RUTA DEL PESCADOR

Cantones Guayaquil y General Villamil (Playas).

Éste es el corredor turístico más promocionado por la Prefectura. Este recorrido, que parte desde la ciudad de Guayaquil, lleva a los viajeros por la vía a la Costa rumbo a Playas y sus alrededores.

La primera parada puede ser la finca La Gloria, reconocido parador turístico en el km 51,8 de la carretera que brinda un restaurante de comida típica (fritada, secos, guatita, caldo de salchicha), piscinas, canchas deportivas, una laguna artificial y cabañas para hospedaje, además de la posibilidad de realizar cabalgatas con dóciles caballos.

El paseo incluye luego la hacienda El Castillo, ubicada en el km 55 de la vía a la Costa, donde los visitantes pueden disfrutar de comida típica y conocer detalles sobre la producción del cacao y la elaboración de chocolate. Este emprendimiento recibe turistas desde el 2005, para lo cual también brinda hospedaje en su casa principal, cuya arquitectura y ambiente evocan las tradiciones de antaño.

Los paisajes costeros de la playa de General Villamil son la próxima parada de este paseo. Resulta recomendable acercarse al sector del rompeolas para conocer detalles sobre los tours en balsas tradicionales, que por una tarifa de $10 llevan a dos turistas a navegar durante una hora para disfrutar del ambiente marino y las historias de los expescadores encargados de esta operación turística. Para los viajeros que gusten de lo sofisticado, dentro de la ruta se promociona al Ocean Club, resort de lujo ubicado en Playas con un club de playa con restaurante y piscina, además de modernas torres de departamentos.

En este corredor turístico vale destacar el avance que experimenta Puerto El Morro, muy cerca de Playas, el cual ya cuenta con un malecón regenerado y un nuevo muelle desde donde parten los tours náuticos para observar delfines nariz de botella y las aproximadamente 3.000 fragatas que anidan en la isla Manglecito.

En el cercano poblado de El Morro vale visitar su templo católico, el cual es toda una joya arquitectónica restaurada por el Municipio de Guayaquil, por pertenecer a una parroquia rural de este cantón. A unos 400 metros opera desde hace tres años el moderno Paradiso Spa, que brinda diversos masajes y tratamientos en medio de un ambiente natural.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

Desde Playas se puede tomar la vía a Posorja, que en unos 10 minutos lleva hasta Playa Varadero, complejo de comedores frente al mar construido por el Municipio de Guayaquil.

Diez minutos más en la carretera llevan al excursionista al malecón de Posorja, desde donde parten las lanchas hacia la cara oeste de la isla Puná. Allí encontramos a las comunas Bellavista, Estero de Boca, Cauchiche y Subida Alta.

Tras unos 40 minutos de paseo náutico, contemplando delfines y aves marinas, las embarcaciones depositan a los turistas en Cauchiche y Subida Alta, las más turísticas de la isla. En la primera opera una hostería ecológica y comedores frente a la amplia playa, mientras en la segunda vemos un flamante mirador construido por el Ministerio de Turismo sobre un acantilado con forma de punta que penetra en el mar. La isla también permite pernoctar en dos ecocampamentos ubicados en Bellavista y Cauchiche.

Otro ramal de esta ruta lleva al norte de General Villamil, siguiendo por el perfil costero hacia Puerto Engabao, destino de surf en sus extensas playas.

RUTA DEL ARROZ

Cantones Lomas de Sargentillo, Isidro Ayora, Pedro Carbo, Samborondón, Salitre, Balzar, Colimes, Palestina, Santa Lucía y Daule.

De clima cálido tropical y gente amable, los cantones que conforman la Ruta del Arroz guardan una riqueza artesanal ancestral en confección de hamacas de mocora tejidas a mano, la elaboración de escobas en fibra vegetal, y la preparación de dulces y manjares.

Por el camino montubio, vía al cantón Samborondón, se disfruta de verdes paisajes sembrados de cultivos de arroz hasta llegar al homónimo poblado, donde la alfarería, la construcción de canoas y la producción de rosquitas artesanales en fogones de leña son atractivos cercanos a su nuevo malecón, a orillas del río Babahoyo.

En su parroquia urbana La Puntilla están los mejores restaurantes, bares, centros comerciales y áreas de esparcimiento, además del Parque Histórico Guayaquil, que guarda las costumbres y tradiciones montubias de antaño.

En ese ramal despunta más adelante Salitre, capital montubia del Ecuador, que ofrece manifestaciones de la cultura local, como los amorfinos, los bailes típicos y su gastronomía criolla. Siguiendo con la ruta están Santa Lucía y más allá Palestina, cantones privilegiados por sus balnearios de río y su variada cocina tradicional.

Continuando hacia el norte están los cantones Colimes y Balzar, lugares de producción pecuaria ideales para degustar productos lácteos como la chucula y la cuajada con patacones.

Por otro sector de la Ruta del Arroz, acariciando las riberas del Daule, los cantones de Balzar, Colimes, Palestina, Santa Lucía y Daule son el complemento de historia, producción pecuaria y agrícola que poseen diversos balnearios de agua dulce.

Estos cantones son ideales para descansar y degustar delicias lácteas que invitan al pronto retorno de todo aquel que visita a estos cantones.

Al sur de esas jurisdicciones, Daule, capital arrocera del Ecuador, deslumbra con sus haciendas a lo largo del camino. Allí opera el centro turístico Pequeño Paraíso, que se destaca por sus comidas típicas, las piscinas con toboganes, los juegos de mesa, las canchas deportivas, el desplazamiento en tarabita y el paseo en botes y caballos.

Finalmente, el tramo hacia el oeste lleva a los cantones Pedro Carbo, Isidro Ayora y Lomas de Sargentillo, sectores donde pueden apreciarse diversos negocios dedicados a la industria arrocera, comprar artesanías de paja mocora y toquilla y degustar exóticos platillos como el arroz con gandul.

Paraíso de Villao, recinto del cantón Pedro Carbo, sobresale por sus bondades productivas y es uno de los puntos promocionados en la Ruta, ya que una finca local recibe a los visitantes para mostrales los huertos, el ordeñamiento de las vacas y el procesamiento de los derivados de la leche.

Más adelante, Isidro Ayora tiene la particularidad de ofrecer las tradicionales tortillas de maíz cocinadas en horno de leña. Y bajando unos cuantos kilómetros se llega a Lomas de Sargentillo, que guarda una riqueza artesanal ancestral, con la confección de hamacas en mocora tejidas a mano, la elaboración de escobas en fibras vegetales y la preparación de dulces y manjares en medio de su área arrocera agroindustrial.

Parte del recorrido también es la visita técnica a las piladoras de arroz, donde se conoce el proceso de secado, selección y envasado de la gramínea.

RUTA DEL CACAO

Cantones Guayaquil, Yaguachi, Naranjal y Balao.

El cacao, símbolo de nobleza y prosperidad económica, identidad de nuestra tierra fértil desde antes de que sea república, es el nombre que hoy se brinda a esta ruta turística debido a sus características agrícolas y su vegetación exuberante.

Desde Virgen de Fátima, parroquia rural de Yaguachi, encontramos una mezcla de colores y sabores de frutas tropicales, traídas desde diferentes regiones del país.

El paseo atraviesa paisajes con formas caprichosas y nombres curiosos, como el cerro Pechos de Niña, Más Vale o Pancho Diablo, apelativos originados de la idiosincrasia del montubio que habita el sector, ubicados dentro de la Reserva Ecológica Manglares de Churute.

Este sitio natural es ideal para realizar actividades de aviturismo, camping, deportes de aventura y senderismo a través de caminos agrestes habitados por monos aulladores que imponen su sonora presencia desde las copas de los árboles.

Una opción especial en esta zona natural son los paseos náuticos a través de las ramificaciones del golfo de Guayaquil, atravesando un paisaje natural que parece sacado de la Amazonía más profunda.

Más adelante en esta ruta encontramos al cerro de Hayas, asentado en la cordillera Molleturo, en el recinto El Aromo, que a 4 kilómetros de la cabecera cantonal atrapa el interés de los visitantes por sus siete cascadas formadas por cristalinas vertientes.

Los cultivos de cacao dominan el paisaje rural rumbo a las haciendas Cañas y Jambelí, que por su ambiente agrícola son un deleite para los turistas que desean conocer detalles sobre la producción del cacao y el banano.

La hacienda Cañas, de 550 hectáreas, exhibe el proceso de la producción de la «pepa de oro» en un paseo que incluye la visita al vivero de cacao más grande del Ecuador, además de recorridos a caballo, bailes montubios y comidas típicas.

La hacienda Jambelí posee un centro de rescate de vida silvestre para observar tapires, cocodrilos de la Costa, papagayos guayaquileños y monos araña y tigrillos, entre otras especies en peligro de extinción.

A la altura de la parroquia rural Balao Chico, a 8 kilómetros de la carretera principal Naranjal- Balao, está ubicado el Centro Shuar Tsuer Entsa, propiedad de una comunidad shuar asentada en la zona. Este sitio de esparcimiento y relajación posee aguas termales, lodoterapia y oferta diversos tipos de masajes, todo esto rodeados de 500 hectáreas de bosque de propiedad de este grupo humano originario de la Amazonía.

Transitar por el camino Real del Inca, en el cantón Naranjal, descansar en las playas de agua dulce en el cantón Balao, o recorrer paisajes increíbles a través de áreas de manglar en la parroquia rural de Tenguel, son otras alternativas para el visitante.

RUTA DEL AZÚCAR

Cantones Baquerizo Moreno (Jujan), Milagro, Simón Bolívar, Naranjito, Marcelino Maridueña y Bucay.

GUAYAQUIL-ECUADOR. 17/07/08 AGROMAR. ZAFRA.LA ZAFRA O COSECHA DE CA—A DE AZUCAR SE INICIO A PRINCIPIOS DEL MES DE JULIO. EN EL INGENIO SAN CARLOS, VEMOS EL PROCESO DE CORTE MANUAL DE LA CA—A. LUIS BAJA—A CORTA CA—A Y LA LANZA HACIA UN LADO.CAMILO PAREJA/EL COMERCIO
GUAYAQUIL-ECUADOR. 17/07/08 AGROMAR. ZAFRA.LA ZAFRA O COSECHA DE CA—A DE AZUCAR SE INICIO A PRINCIPIOS DEL MES DE JULIO. EN EL INGENIO SAN CARLOS, VEMOS EL PROCESO DE CORTE MANUAL DE LA CA—A. LUIS BAJA—A CORTA CA—A Y LA LANZA HACIA UN LADO.CAMILO PAREJA/EL COMERCIO
 

Por la vía Durán-Boliche se llega al desvío que apunta a la ciudad de Milagro, en un recorrido embellecido por las grandes extensiones de cultivos de caña de azúcar. Milagro, hogar del tradicional ingenio azucarero Valdez, es el punto de partida hacia el noreste para llegar a los cantones Simón Bolívar y Jujan con su exquisita fritada y atractivas haciendas.

Esa vía está tapizada por kilómetros de plantaciones de caña de azúcar que sacian la vista con su empinada figura, el gusto con el dulce de su fibra y el oído por el susurro de las hojas.

Una hacienda que ha tomado la decisión de transformar sus instalaciones para promocionarse como destino turístico en esa zona es Blanca Isabel, ubicada en el kilómetro 4,5 de esa vía.

La oferta apunta a recorridos por sus 70 hectáreas de cañaverales para aprender, por ejemplo, que la caña de azúcar mide unos tres metros de altura al momento de su cosecha, la cual ocurre una vez al año.

La producción de haciendas como ésta es luego comercializada en los ingenios de la zona, en donde es transformada en azúcar y otros productos.

Ese paseo se complementa con la visita al ingenio San Carlos, en Marcelino Maridueña, para aprender cómo se produce el azúcar. El ingreso a la industria debe ser solicitado con tres días de anticipación a través de la Dirección de Turismo del Gobierno Provincial del Guayas. Allí, el visitante puede disfrutar de un recorrido por la cadena de producción de esta planta, luego de lo cual continúa en la cercana industria Soderal, dedicada al proceso de elaboración de alcohol teniendo como materia prima la caña de azúcar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

En la vía a Mariscal Sucre se encuentra también Viveros Donoso, el más famoso del sector, que surte de plantas a buena parte de las zonas regeneradas de Guayaquil.

El ingreso permite descubrir todo tipo de especies del mundo vegetal, incluidos los más sorprendentes bonsáis y palmeras, pero las más emblemáticas son las 80 variedades de orquídeas que aquí despliegan sus colores llenando el ambiente de belleza.

Aunque Viveros Donoso se encuentra en la vía a Mariscal Sucre, la mayor cantidad de este tipo de negocio se asoma en la carretera Milagro-Naranjito, que parece un largo jardín al cual acuden cientos de habitantes de las ciudades cercanas a surtirse de las plantas para sus hogares.

Y pasando Naranjito, tierra de la panela y la melcocha, el paseo puede continuar por una vía salpicada con puestitos de venta de frutas hasta llegar a Bucay, cantón que sigue creciendo como destino nacional para la práctica de los deportes de aventura.

Camino de los Dioses Guancavilcas

La provincia del Guayas está conectada a la de Santa Elena a través de esta ruta turística propuesta por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), que destaca la memoria ancestral de las comunas Chongón (parroquia Tarqui, cantón Guayaquil), Limoncito, Juntas del Pacífico (cerro Las Negras), La Barranca, Sube y Baja, y Sacachún (todas en la parroquia Julio Moreno, cantón Santa Elena).

En el sureste de la cordillera Chongón-Colonche se inicia un sistema de caminos que se dirigen hacia la costa, contando como acceso más importante un desvío de tierra ubicado por el kilómetro 33 de la vía a Salinas, sobre el puente del canal de riego del embalse de Chongón.

Allí comienza el Camino de los Dioses Guancavilcas (los historiadores actuales recomiendan escribir tal palabra con G), que exhibe monolitos prehispánicos en seis localidades cargadas de una memoria viva.

El mono de Chongón 

Según una leyenda local, un monolito tallado con la imagen de un primate, ubicado sobre un pedestal en el parque central de la comuna Chongón, concede los deseos de quienes le besan el rabo con fe, lo cual aún convoca a viajeros de todo el país. Éste es el tesoro mitológico de esta población cuyo territorio (22 mil hectáreas) tiene pertenencia histórica al homónimo pueblo indígena.

Mujer y fiera, de Limoncito

A nueve kilómetros del ingreso por la carretera está la comuna Limoncito. En los años sesenta del siglo anterior, los arqueólogos Piana y Védova encontraron en el lugar conocido como Pampas de Bedén dos monolitos de conglomerado marino.

Una pieza tenía forma de mujer, símbolo de la fertilidad, y la otra era semejante a un jaguar al acecho, animal relacionado con la fuerza y la astucia. Estos hallazgos se encuentran en el Museo Municipal de Guayaquil, pero son parte de la memoria histórica de esta región.

Encuentros en Juntas del Pacífico

Esta comuna de 9.775 hectáreas, que produce ciruelas, exhibe en su calle principal un monolito antropomorfo proveniente del cercano cerro Las Negras. Según los arqueólogos, tal pieza era parte de un conjunto de esculturas humanas de piedra, femeninas y masculinas, vinculadas a estrategias de reproducción social, regulación ecológica, comunicación interétnica, relaciones de género y el sostenimiento del liderazgo. El nombre del poblado proviene de la convergencia de los diversos caminos.

La Barranca: Cirilo y Cirila

Esta comuna de 13.173 hectáreas está asentada en un territorio que desde inicios del siglo pasado era paso obligado hacia la costa, por lo que alcanzó gran desarrollo económico. La fertilidad y la vida local se manifiestan por medio de los rasgos masculinos y femeninos que presentan dos monolitos asentados el parque local, denominados Cirila, madre milenaria, y Cirilo, padre milenario; además hay una antigua fuente circular de piedra.

 

Las rocas de Sube y Baja

A una hora de camino de esta comuna se halla la Loma de los Bebederos, donde se encontraron varias piedras de moler que seguramente eran empleadas por los antiguos pobladores de la zona.

Este tipo de piedras actualmente son utilizadas en Sube y Baja para servir el alimento a los animales. Frente al parque hay una pequeña figura humana tallada en piedra, que fue traída hace veinte años desde un sitio arqueológico ubicado detrás del cementerio.

Sacachún abraza a San Biritute

En la plaza central se erige una figura masculina tallada en conglomerado marino, con el sexo explícito, denominado San Biritute y al que se le atribuyen poderes reproductores.

La devoción por San Biritute fue cuestionada por la iglesia Católica, por lo que en el año 1952 fue llevado a una de las calles de Guayaquil y, posteriormente, al Museo Municipal. Gracias a los incansables reclamos de los habitantes, el monolito regresó al poblado el 16 de julio del 2011.

 Evidencias

La cultura Guancavilca y sus predecesoras Valdivia, Engoroy y Guangala, en la zona de la cordillera de Chongón-Colonche, han heredado conocimientos y tradiciones inmemoriales entre los pueblos que hoy habitan estas tierras.

Arqueológicamente, los Guancavilcas, se inscriben en un contexto mayor denominado Manteño-Guancavilca (600-1532), que se extiende a lo largo de la franja litoral de las provincias de Manabí, Santa Elena, Guayas y de la isla Puná.

Fuente: TransPort edición impresa julio 2013