logo


Brilla como un multidestino renovado

La capital de la provincia, Machala, suele ser el punto de partida obligatorio de un recorrido por los atractivos de este destino que posee 14 cantones en sus 5.988 km2, habitados por más de 600 mil personas. ¡Llegó el momento de redescubrir algunos de los tesoros de la provincia costera más austral del país!

Los orenses se jactan de contar en su territorio con escenarios anclados en las regiones Costa y Andes del país, característica que les brinda un atractivo muy particular expresado en sus paisajes, clima, gastronomía y costumbres.

Tal aseveración es cierta: El Oro está dividido en dos zonas bien definidas orográficamente: hacia el noroeste se extienden las llanuras donde se cultiva el banano, la principal fuente económica de la provincia. En esta área se asienta la capital, Machala, y ciudades como Santa Rosa, hogar del aeropuerto; Arenillas y Huaquillas, esta última agitada por el comercio fronterizo.

El sureste, en cambio, está atravesado bellamente por la cordillera Occidental de los Andes, por lo que al transitarla es posible percibir en la piel cómo la temperatura va descendiendo de acuerdo a la altura, llegando hasta los 3.500 metros sobre el nivel del mar.

Las ciudades principales de esa zona son Piñas, famosa por sus orquídeas; Portovelo, célebre por sus minas de oro; Zaruma, conocida por su arquitectura republicana, y Atahualpa, que cuenta con ruinas cañaris, denominadas Yacuviñay.

A continuación presentamos un recuento de por qué El Oro atraviesa un momento histórico especial que le permitirá destacarse en esta temporada vacacional de la Costa.

 

Machala: La capital de los parques

El Parque Central Juan Montalvo luce bellamente regenerado, al igual que otras zonas de tertulia y relajamiento ciudadano en diversos puntos de la ciudad.

La cuarta urbe más importante del país ha aprendido un principio vital que suelen transmitir los expertos en turismo: Aquella ciudad que es disfrutada por sus habitantes es eminentemente una ciudad turística.

Actualmente, Machala es gozada por los pobladores gracias a sus diversas áreas, entre las cuales se exhiben sitios imperdibles como el Monumento al Bananero, ubicado en un redondel en el ingreso a la ciudad, al igual que el renovado Paseo Cultural Diego Minuche Garrido, donde se desarrollan actividades de tipo pictóricas, artísticas y de entretenimiento popular a lo largo de la calle General Ulpiano Páez, entre Nueve de Octubre y Rocafuerte.

Además, la actual Machala llama mucho la atención por poseer una serie de parques regenerados ideales para recorrer en un tour por la ciudad. Aquí vemos algunos ejemplos.

Parque Central Juan Montalvo: Es el principal punto de encuentro urbano. Ofrece una hermosa vista adornada con tres piletas y enmarcada por una elegante iglesia e imponentes edificios, entre ellos el Palacio Municipal. Ubicado en las avenidas 25 de Junio y 9 de Mayo.

Parque Ismael Pérez Pazmiño: Rinde homenaje al fundador del Diario el Universo, oriundo de Machala. Una vistosa pileta corona este atractivo rodeado por las calles Nueve de Octubre, Rocafuerte, Diez de Agosto, Babahoyo y avenida del Periodista.

Parque Tanque Rojo: Evoca la actividad de un antiguo tanque rojo que por el año 1930 abastecía de agua a los trenes que por allí transitaban. Hoy, el parque es un ícono de la regeneración urbana, donde se levanta una réplica de aquella estructura metálica de forma cilíndrica. Dirección: Simón Bolívar entre Tarqui y Colón.

Parque Buenos Aires: Esta área de 1.400 m2 es un orgullo de los habitantes de la ciudadela Buenos Aires. Exhibe un bello jardín con tres cascadas, una pileta con las luces de colores y dos esculturas que representan al sol y la luna.

Parque Lineal Brisas del Mar: Su diseño es moderno, funcional y atractivo; en sus 550 metros de extensión cuenta con hermosas jardineras, juegos infantiles, área de patinaje, comedores, mirador, espacio para actos culturales y exposiciones, y fuentes de agua con cascadas. Emplazado en el sureño barrio Brisas del Mar.

Parque Infantil Los Picapiedras: Posee juegos infantiles y figuras de gran tamaño de los personajes de esta serie animada. Es muy visitado por los niños y sus familias, ya que brinda tranquilidad y guardianía las 24 horas del día. Barrio Venezuela, al sur de la ciudad.

 

Recuperando la playa de Jambelí
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

El principal balneario de la provincia está afianzando su resurgimiento más fuerte y vibrante que nunca, luego de los embates producidos por los aguajes del año 2011, en el sector sur de la playa.

Las noticias de la prensa espantaron a los turistas en ese año, pero en el 2012 los hoteles del malecón ya lucían llenos durante las temporadas vacacionales, gracias a la llegada de visitantes atraídos por ese paisaje marino.

Los pobladores de la isla están especialmente entusiasmados porque en pocos meses se inaugurará una obra gubernamental que apunta a recuperar la superficie de playa arrebatada por los oleajes. Se trata de cinco muros escolleras que, con una extensión de 133 metros cada uno, y 34 metros de separación, se construyen depositando rocas en el mar, a unos 60 metros de la orilla.

Los turistas en Jambelí dedican su tiempo mayormente a disfrutar de la playa, aunque muchos prefieren otras actividades, como el paseo en bote por el manglar para realizar avistamiento de aves o disfrutar de la pesca deportiva.

Las caminatas rumbo al norte llevan a la zona del faro, donde se ubica el hotel más grande, llamado El Faro. Más al norte se encuentra el proyecto ecoturístico Punta del Faro, con comida y cabañas de hospedaje para el turista.

Para llegar a Jambelí, se toman lanchas desde el muelle de Puerto Bolívar.

 

Puerto Jelí, centro gastronómico

Esta parroquia está ubicada a ocho kilómetros de Santa Rosa, en donde se ha posicionado como la carta de presentación gastronómica del cantón.

Su historia como destino culinario se remonta a la década de los 70, cuando los esposos Alida Valarezo y Carlos Sánchez abrieron un negocio de venta de platos a base de conchas, justamente en esa zona donde funcionaba un antiguo puerto fluvial que servía de base para los barcos que viajaban con mercaderías hacia la provincia del Guayas.

Hoy, la fama de Puerto Jelí está afianzada por picanterías como Jambelí, D’ Britanny’s, Hola La Ola, A Donde Danilo, Ribera del Mediterráneo, La Balandra, Punta Marina, Caribe, La Sazón de Víctor y Riberas del Pacífico, que agitan los paladares de los visitantes que acuden a sentarse a sus mesas, especialmente los fines de semana.

 

El Hillary pone a Arenillas en el mapa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

Pocos ecuatorianos habían escuchado hablar del cantón Arenillas. Y muchos menos conocían de la increíble naturaleza que adorna esta zona del sur de la provincia de El Oro, donde crece el bosque seco más grande de Sudamérica.

Por ello, la reciente apertura del Hillary Nature Resort & Spa significa el descubrimiento de este sector ubicado a tres horas y media por carretera desde Guayaquil, y que ahora ingresa orgulloso en el mapa turístico nacional e internacional.

Este hotel es el complejo turístico más grande del país. Su imponente infraestructura está asentada sobre 128 hectáreas, cuyo ingreso está en el km 1 de la vía a Alamor.

Hillary fue planificado para las personas amantes de la aventura, de los deportes en contacto con la naturaleza, pero también para quienes buscan tranquilidad y descanso. Cuenta con un hotel cinco estrellas, que incluye modernas torres con habitaciones, cabañas ecológicas, departamentos familiares y diversos escenarios para disfrutar con la familia y los amigos.

Para el esparcimiento y relajación existen piscinas con toboganes, un parque acuático, el dragón móvil (vehículo tipo tren construido especialmente para los niños) y un zoológico que tiene a un oso de anteojos como su habitante estrella, aunque también sorprende por exhibir avestruces, pumas, monos, papagayos, serpientes y caimanes, entre otras especies.

El resort cuenta además con elegantes restaurantes, canchas de tenis, voleibol, fútbol y minigolf, rutas para bicicletas de montaña y cabalgatas, tres líneas de canopy, una pared de escalada y otra para rapel, piscina para pesca deportiva, y facilidades para tours de avistamiento de aves.

Este emprendimiento, que motivó una inversión de $20 milllones, apunta a convertirse en el proyecto turístico más importante de la región, para lo cual han desarrollado un servicio de elevada calidad, expresa Manuel Rojas, su principal inversionista, quien considera que este complejo «es una manera de expresar cuánto queremos a la provincia de El Oro».

El Hillary Nature Resort & Spa se encuentra a 45 minutos de Machala, a 15 minutos del Aeropuerto Regional de Santa Rosa y a 50 minutos del aeropuerto de Tumbes.

Informes: www.hillaryresort.com

 

Cascadas de Manuel… para todos

Las caídas de agua llenan de brillo la geografía de este destino que se extiende en la parroquia El Colorado, cantón El Guabo.

El ingreso se encuentra en un desvío en la vía Panamericana, a 11 kilómetros antes de llegar a la cabecera cantonal, tras lo cual hay que avanzar 10 kilómetros por un camino lastrado que en 20 minutos deposita al visitante en el punto focal de un conjunto de ocho cascadas: Mariposas (70 metros de altura), Ángel (20), Infantil (6), Amor (18), Rocío (25), Sucursal del Amor (6), Roca (7) y Arco Iris (120, la más impresionante).

El paseo atraviesa un bosque protegido sembrado de pambil, guayacán, palo de vaca, nogal y cedrón, donde colibríes, tucanes y demás aves habitan a alturas que fluctúan entre los 120 y 300 metros sobre el nivel del mar.

Manuel Cabrera, propietario de este destino, brinda instalaciones para disfrutar de un descanso en hamacas, un partido de voleibol, una sesión de pesca de tilapia y un banquete con pescado, seco y caldo de gallina criolla, seco de pato o fritada.

Contacto: (099)187-1059 y (099) 383-1336 (insistir, ya que la señal celular es irregular en esa zona).

 

Zaruma aspira a ser patrimonio mundial

El gobierno ecuatoriano postuló a la ciudad de Zaruma para que sea declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, informó en octubre anterior el Ministerio Coordinador de Patrimonio, con lo cual se inició un largo proceso que concluirá en julio del 2014, cuando se conozca el resultado de tal candidatura.

Tal momento histórico es aprovechado para ejecutar un profundo remozamiento de la ciudad, ya que el Estado prevé invertir 6,6 millones de dólares en la regeneración del casco urbano a través del programa SOS Patrimonio, según el comunicado.

Zaruma, de 27.000 habitantes, está ubicada en el callejón interandino que desemboca en la región del Pacífico, a 1.200 metros sobre el nivel del mar. La localidad es conocida por el cultivo de café y la explotación aurífera.

Turísticamente, lo que más sorprende en su arquitectura republicana, por lo que es patrimonio cultural de la provincia desde 1990. Cuenta con estrechas calles, algunas adoquinadas, y largos zaguanes que acortan las distancias que los habitantes caminan a diario para cumplir sus rutinas, pues casi la mitad de su zona urbana es considerada centro histórico y el tránsito de buses está restringido.

Las fachadas de las casas exhiben balcones adornados con largas y claras cortinas, escena que se ha vuelto característica de este poblado bellamente tradicional.

El punto central de la urbe es la Plaza de la Independencia, donde se encuentran los más antiguos locales comerciales, cafeterías, hosterías, el Museo Municipal y el santuario de la Virgen del Carmen, patrona de la ciudad, construido completamente en madera.

Fuera del casco urbano, un lugar muy visitado es la mina del Sexmo, excavación de poco más de 300 metros dentro de una montaña que brindó oro, cuarzo y silicio desde tiempos de la Colonia española, pero que ahora está dedicada al turismo.

Tal paseo comienza en un salón para observar un video que explica, por ejemplo, que el nombre de la mina proviene de tiempos del rey español Felipe II, quien después de recibir como regalo una pepa de oro de tres libras, encontrada en una mina de Zaruma, en agradecimiento reemplazó el impuesto del Quinto Real (una quinta parte de las ganancias producidas en sus tierras) por el Sexmo, un impuesto que se reducía a pagar solo la sexta parte.

 

Los bosques: Buenaventura y Puyango

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

La Reserva Buenaventura, localizada en el cantón Piñas y muy cerca de Zaruma, es conocida por ser una de las más ricas como hábitat de aves en los Andes ecuatorianos. Y entre esos pájaros uno es el rey: el colibrí, también llamado picaflor o quinde.

Esa ave sorprende al visitante por su agitar de alas casi cincuenta veces más veloz que el de otras especies.

Cientos o quizás miles de estos pequeños pájaros revolotean en la zona al ingreso de la reserva, atraídos por las bandejas con agua azucarada ubicadas por los personeros a cargo de la reserva.

Este importante hábitat es protegido por la Fundación Jocotoco, que continuamente adquiere terrenos en ese territorio con el propósito de proteger a las aves y otras especies a través de diversos programas.

Otra zona natural impresionante es el Bosque Petrificado de Puyango (2.659 hectáreas), que a primera vista luce como un cementerio de árboles de roca recostados en medio de un bosque seco tropical saludable.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

Sorprende conocer que esta área fue antiguamente ocupada por un mar, lo cual se sugiere al haberse encontrado fósiles de organismos marinos. Tal océano se secó en algún momento para poblarse por bosques que fueron sepultados por cataclismos naturales, como erupciones de volcanes, para que posteriores movimientos geológicos propios del planeta los arrojen a la superficie como árboles caídos cuya materia orgánica fue reemplazada por minerales, dando lugar a los troncos petrificados.

Fuente: TransPort edición impresa febrero 2013